McLaren deja a Fernando Alonso como un mentiroso

stop

La escudería británica lamenta las quejas del piloto español

Fernando Alonso y el jefe de McLaren, Eric Boullier | EFE

16 de mayo de 2016 (12:52 CET)

El Gran Premio de España de Fórmula 1 dejará secuelas a McLaren y a Fernando Alonso. El piloto español acabó muy enfadado tras su abandono por un problema en el motor del MP4-31, pero también estaba muy molesto con la estrategia de la escudería británica. El bicampeón del mundo denunció un trato a favor de Jenson Button que poco después negó Eric Boullier, el director deportivo de McLaren.

"No hice una buena salida. Me quedé detrás de Button y ahí acabó todo. Después, en McLaren me pidieron que me quedara detrás de Button y así lo hice. Al final me quedé sin potencia", denunció Alonso, que se marchó de Montmeló con cara de pocos amigos. Lo que más indignó al piloto asturiano fue que no le dejaran avanzar a su compañero de equipo.

La versión de Boullier

La versión de Alonso no fue asumida por Boullier. "Fernando no fue capaz de puntuar debido a un comando del software que paró el motor de combustión", dijo el director deportivo de McLaren. "Hasta entonces pilotó duro y bien", añadió Boullier, quien negó un trato a favor de Button.

Button, por su parte, esquivó cualquier polémica, pero asumió que el MP4-31 todavía tiene mucho margen de mejora: "Sabía que iba a ser difícil puntuar en Barcelona. En realidad, el noveno puesto no fue tan malo. Tuve una gran salida, pero no fue una carrera fácil".

Alonso estalló por los problemas del motor del MP4-31, que siguen sin solucionarse. El piloto asturiano sigue insistiendo en que no tiene un coche competitivo y lamenta que McLaren priorice las mejoras en el coche de Button. Boullier lo negó, pero Ron Dennis, el gran jefe, calló. Por algo será.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad