Maverick Viñales acusa a Valentino Rossi (y Marc Márquez tira de la manta)

stop

La guerra se calienta en Yamaha

El aviso a Marc Márquez sobre la estrategia de Yamaha que fulmina a Maverick Viñales | EFE

12 de julio de 2017 (12:55 CET)

Mejor imposible. El inicio del Mundial de MotoGP no pudo empezar de forma más positiva para Maverick Viñales. El catalán ganó las dos primeras carreras y sumó los 50 puntos posibles de los dos primeros Grandes Premios.

Una racha que se vio truncada con la retirada que sufrió en Austin y el sexto puesto logrado en el GP de España, en Jerez.

De más a menos

Maverick volvió al podio en Francia –primero- y en Italia –segundo-, pero desde entonces los resultados del recién llegado a Yamaha han dejado mucho que desear. El joven piloto ha sido décimo en Montmeló, no termino en Assen y no pasó del cuarto puesto en Alemania.

Unos resultados que han relegado al de Figueres a la segunda posición. Maverick está a cinco puntos del líder, Marc Márquez, y mantiene del todo sus opciones de ganar el título, pero perdió una primera posición que ha ostentado hasta antes de correr en Sachsenring.

Ahora el líder es el de Cervera, y no lo es por casualidad. Al margen de sus grandes actuaciones, Marc ha aprovechado un detalle que lo ha cambiado todo en Yamaha.

Un favorito

La moto con la que empezaron el Mundial era ideal para Viñales, pero no para Rossi. En este sentido, el italiano pidió cambios a los responsables, que no dudaron en conceder todas las peticiones al de Urbino. Un cambio que ha favorecido a Il Dottore, pero que ha mermado en gran medida la trayectoria estelar de su compañero de equipo.

El mismo piloto lo reconocía recientemente en unas declaraciones recogidas por el diario As: "De alguna manera, en las últimas carreras hemos modificado la electrónica y perdimos mucha potencia. Cada carrera tengo menos potencia y ahora parece que necesitamos más energía de la electrónica. Nos confundimos y necesitamos mantener la misma línea desde el principio, la misma electrónica".

Márquez ya lo avisó: en Yamaha barrerán para que Rossi levante su décimo Mundial, aunque ello signifique frenar el progreso de Maverick en MotoGP.