Marc Márquez revienta a Valentino Rossi (y Uccio): el lío al final del GP de Las Américas | EFE

Marc Márquez revienta a Valentino Rossi (y Uccio): el lío al final del GP de Las Américas

stop

El piloto de Honda confirma su victoria holgada con un arrebato de soberbia

22 de abril de 2018 (21:56 CET)

Soberbio. Tanto el triunfo que se llevó Marc Márquez del circuito de Austin –ha ganado las seis veces que ha corrido allí– como la actitud que mostró el catalán con la victoria.

Corrió muy sobrado. Se comió a sus rivales desde la salida, donde recuperó dos de las tres posiciones que le hizo recular Dirección de Carrera por su incidente con Maverick Viñales.

El piloto de Honda no se había quejado de la sanción. Era consciente de que se llevaría la victoria igualmente. Y así fue.

Maverick, que partía líder, tuvo una mala salida y perdió dos posiciones. Le adelantaron Andrea Iannone y el propio Marc, que no necesitó mucho tiempo para tomar el liderazgo y no soltarlo más.

Al terminar, Marc era todo alegría y felicidad. Satisfecho por un trabajo excelente, donde sacó más de seis segundos a sus perseguidores. Pero también un poco altivo.

El piloto catalán quiso dejar muy claro que no le importa que le pongan sanciones o le intenten boicotear. Seguirá demostrando que es el mejor sobre el asfalto. Y así lo hizo.

Márquez manda callar a Rossi y Uccio

Con la gente de Honda bromeó sobre la sanción. El leve revuelto que había generado se lo merendó en una vuelta. Y las cosas no van a cambiar: por mucho que le ataquen, Márquez seguirá arrollando a sus rivales sin piedad. No tiene rival.

Valentino Rossi, especialmente dolido con el español tras el incidente de Argentina, no pudo competir contra su enemigo. Tan solo ganó una posición.

El piloto de Yamaha pudo con Zarco, pero se quedó demasiado lejos de Iannone (unos cuatro segundos) y de su compañero de equipo, Maverick Viñales.

El mensaje de Marc, por tanto, fue muy claro: los mandó callar. Ya se puede quejar Rossi todo lo que quiera y ya se puede poner Uccio todo lo grosero que quiera.

Nadie cambiará su forma de pilotar y su manera de ganarlos a todos. Y desde el box de Honda añaden que el italiano quizá debería ir pensando en la jubilación. Por el bien de Yamaha.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad