Marc Márquez prepara una bomba final en el mundial de MotoGP

stop

El piloto de Cervera lanzará un nuevo reto a Valentino Rossi

El secreto de Valentino Rossi en Honda que liquida a Márquez

30 de septiembre de 2016 (13:25 CET)

Marc Márquez es "un asesino silencioso". Lo dice una persona muy próxima al piloto de Cervera. Líder destacado del Mundial de MotoGP, Márquez esquivará cualquier polémica con Valentino Rossi. No quiere entrar en batallas dialécticas. Prefiere responder con su currículum. Con un quinto campeonato mundial, el tercero de la máxima cilindrada. Su ídolo de la infancia suma nueve.

"Márquez quiere hacer historia. Está cerca de ganar su tercer Mundial de MotoGP. Ahora sólo piensa en ello, pero a medio plazo se ilusiona con igualar los nueve títulos de Rossi", recalcan en el entorno del piloto catalán.

A cuatro carreras para que acabe el Mundial, Márquez tiene 52 puntos de ventaja respecto a Rossi. El italiano lo tiene muy complicado y en las últimas semanas ha vuelto a airear la teoría de la conspiración al afirmar que Jorge Lorenzo se ha convertido en el principal aliado del bicampeón del mundo.

Márquez se ha mantenido al margen. No quiere responder a Valentino. No le interesa entrar en un juego que no es el suyo. Quiere ganar el Mundial con autoridad y con elegancia, sin celebraciones provocativas. No quiere despertar a la bestia. Prefiere retar a Rossi para 2017, convencido como está de que algún día igualará el currículum del italiano.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad