Marc Márquez o la nueva enganchada con Valentino Rossi que tapan en MotoGP | EFE

Marc Márquez o la nueva enganchada con Valentino Rossi que tapan en MotoGP

stop

El catalán de Honda mantiene la guerra fría abierta con el italiano de Yamaha

30 de junio de 2018 (19:24 CET)

No lo ve claro. A las puertas de la celebración del GP de HolandaMarc Márquez todavía está con la mosca tras la oreja con la jugada de Honda y más concretamente del jefe de la escudería, Alberto Puig. Y lo que queda.

El responsable de HRC se la devolvió a Dani Pedrosa. El piloto catalán despidió a Puig en el 2013, el que había su mentor y representante desde el 2001, y recientemente fue Alberto el que se cargó a Pedrosa en el equipo japonés.

Marc Márquez siente que en Honda le han apuñalado

El asunto sentó muy mal a Marc, que siempre priorizó en su equipo a un escudero como Dani a cualquier otro piloto que pudiera ser un rival. Aunque públicamente siempre afirmara que quería al mejor de la parrilla a su lado, Márquez siempre quiso un protector.

Por eso cayó peor al ilerdense el anuncio de que el relevo de Pedrosa sería Jorge Lorenzo, un competidor y aspirante al título. Márquez considera que le han metido al enemigo en casa.

Jorge Lorenzo se gasta un dineral para cargarse a Dovizioso en Ducati | EFE

Una situación ante la que el tetracampeón no se ha quedado con los brazos cruzados. No permitirá que desde Honda le hagan otra jugarreta y ya ha movido hilos.

Marc Márquez escucha cantos de sirena

El catalán sabe que en Yamaha estarían encantados de recibirle. Hacerse con sus servicios sería un duro golpe a Honda. Está dispuesto a dejarse querer por los nipones si la cosa se pone fea el próximo año.

Márquez tiene contrato hasta el 2019 y si el ambiente se torna irrespirable el próximo curso hará las maletas y pondrá rumbo a otro equipo. Y Yamaha parece una buenísima opción.

No obstante, para que llegue Marc primero tendría que salir Valentino Rossi, con quien se conoce que no tiene buena relación.

Eso sí: si el vigente campeón se pone a tiro, en Yamaha tienen claro que no renovarán al italiano más allá del 2019. El de Cervera es el futuro, algo que no se puede decir de Rossi.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad