Marc Márquez no se fía un pelo de un piloto de MotoGP (y no es Valentino Rossi)

stop

El piloto de Cervera intuye que en el Mundial de 2017 deberá superar muchos obstáculos

Marc Máquez recibió una oferta muy tentadora | EFE

17 de noviembre de 2016 (11:05 CET)

Marc Márquez, tres veces campeón del mundo de MotoGP, ya planifica la próxima temporada y visualiza las principales amenazas que espera en el Mundial de 2017.

El piloto de Cervera considera que Valentino Rossi será su gran rival, pero teme especialmente a Maverick Viñales, que será el nuevo compañero del italiano en Yamaha.

Márquez sospecha que Viñales se adaptará muy rápidamente a Yamaha. De hecho, el piloto de Figueres se sintió mucho más cómodo con la nueva moto que Valentino Rossi en los primeros test de Cheste.

Viñales, de 21 años, ha acabado el Mundial de MotoGP en cuarta posición con 202 puntos, por delante de Dani Pedrosa, sexto clasificado con 155 puntos. En Suzuka ya lloran su marcha.

Tensiones internas

Márquez ha ganado el Mundial de 2016 con gran comodidad y se ha beneficiado de las tensiones internas entre Rossi y Jorge Lorenzo. En 2017, el decorado será muy distinto.

Rossi ha denunciado en muchas ocasiones que Márquez ayudó a Lorenzo a ganar el Mundial de 2015 y que el balear le ha devuelto el favor en 2016.

El piloto italiano, que aspira a ganar su décimo Mundial y el octavo de la máxima categoría, bendice el cambio de Lorenzo por Viñales, con quien mantiene una estrecha relación personal.

Márquez sospecha que Viñales trabajará para Rossi en 2017 y que su pilotaje agresivo puede complicarle las cosas en un campeonato muy igualado. El piloto de Figueres puede ser un juez muy incómodo para el actual campeón del mundo.

Lorenzo y Ducati

Márquez, en cambio, está convencido de que Jorge Lorenzo tendrá muchos problemas para adaptarse a las características de su nueva moto. Su fichaje por Ducati suscita muchas dudas.

Lorenzo, en primer lugar, deberá ganarse la confianza de los técnicos de la firma italiana y, sobre todo, el cariño de los aficionados. En Italia no es un deportista muy popular y muchos seguidores se han quejado de su fichaje por Ducati en las redes sociales.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad