Marc Márquez monta el show en Honda (y Valentino Rossi prepara el más difícil todavía en Yamaha)

stop

Los pilotos atraviesan situaciones muy diferentes

Valentino Rossi y Marc Márquez viven situaciones contrarias en Yamaha y Honda | EFE

28 de marzo de 2017 (13:34 CET)

Tocado. Marc Márquez no empezó con buen pie en el Mundial de MotoGP. Se repitió el mal inicio de la temporada pasada. El de Cervera no cumplió con las expectativas y terminó en una cuarta plaza muy pobre para sus aspiraciones.

Según explicó el catalán al término del Gran Premio de Losail -Qatar-, el problema llegó con el cambio de neumático: "Me arrepiento por el cambio de neumático, es de lo que más me arrepiento en todo el fin de semana".

Grave error

En este sentido, Márquez culpa a la escudería de los problemas sufridos en la goma el pasado fin de semana: "Todavía sufrimos mucho con la aceleración, sigue siendo uno de nuestros puntos débiles, se ha visto en la recta".

La falta de velocidad de la moto, explica, le obliga a frenar más fuerte, lo que le llevó a "destrozar los neumáticos a las cuatro vueltas". "Si tu pierdes en aceleración tienes que ganar en frenada", comentó.

Además, desde Michelín le avisaron de que era el único piloto que había tomado esa decisión y al de Honda le "entró miedo".

 

La otra cara

El momento de Marc en Honda contrasta con el de Valentino Rossi en Yamaha. El de Urbino terminó en una satisfactoria tercera plaza, después de que muchos le hubieran eliminado de las quinielas.

Il Dottore ha ganado en confianza respecto a los test, en los que reconoció que la moto sufría problemas. Pero según el italiano, "algo cambió este fin de semana" que le hizo empezar a ser optimista.

Con la mejora, el heptacampeón avisa: las Yamaha van a más y él también. Lo daban por muerto pero 'Vale' está muy vivo. Rossi va a por el Mundial y adelanta que en el GP de Argentina luchará por la victoria. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad