Marc Márquez mete un palo a Honda en privado 

stop

El punto débil sale a la luz en Cheste

Marc Márquez tiene al enemigo muy cerca en MotoGP | EFE

16 de noviembre de 2016 (18:44 CET)

Con vistas a 2017. La temporada de MotoGP ya ha bajado la persiana. Con un Marc Márquez triunfador, el 2016 queda atrás. Sin embargo, el trabajo de los equipos no cesa. Y es que con los tests de Cheste, las marcas tienen una oportunidad de oro para probar las novedades de cara a la próxima campaña.

Yamaha apunta con fuerza, por lo que Honda no se puede dormir. Marc Márquez es consciente de ello, por lo que ya ha lanzado una pulla envenenada a su escudería

Conocedor de que la marca azul está pisando el acelerador a fondo con un Maverick Viñales que ha debutado marcando el mejor tiempo, el de Cervera alerta del problema de su equipo.

El piloto catalán ha confirmado que el nuevo motor no soluciona las problemas de aceleración que tantos quebradizos de cabeza le dio durante la temporada. Sin embargo, es paciente y espera una mejora durante la pretemporada.

Las palabras de Márquez en Valencia

"El motor, de momento, no soluciona los problemas de aceleración. Es idéntico. La telemetría cuando comparamos es idéntica en la aceleración así que tenemos que seguir trabajando en ese punto porque sabemos que es nuestro punto débil", asegura Márquez.

Tan claro y directo como de costumbre, Marc deja la pulla sobre la mesa de Honda. Por el momento, el de Cervera encaja que queda mucho trabajo por delante.