Marc Márquez mata a Jorge Lorenzo en Honda

stop

La escudería nipona tapa la jugada sucia del '93' al balear

Marc Márquez y Jorge Lorenzo están cada vez más distanciados | EFE

14 de enero de 2017 (19:31 CET)

No rotundo. Tras cuatro temporadas en Honda, Marc Márquez ya es el dueño y señor del box naranja.

El joven de Cervera hace y deshace a su libre albedrío. Este es el precio que la marca nipona debe pagar por mantener al piloto más en forma de la parrilla bajo su dominio.

El español les ha dado tres títulos en cuatro años. Se rinden ante él. Cierto es que en 2001, 2002 y 2003 Valentino Rossi también lo logró al frente de Honda, pero a día de hoy el ilerdense está en su mejor momento y nadie le hace sombra.

El novio celoso de Honda

Márquez desea que así siga, por lo que pide dedicación absoluta a su equipo. El '93' ha pasado de todas las ofertas que le han ido llegando. Es la joya de la corona en la parrilla de MotoGP. Las escuderías le desean. Sin embargo, Marc solo tiene ojos para Honda.

Tan es así que se comporta como un auténtico 'novio celoso'. Un buen ejemplo de ello apunta a Jorge Lorenzo.

La pasada temporada, cuando el balear logró ser el auténtico vencedor de la lucha entre el italiano y el catalán, varias marcas tantearon al mallorquín. Los nipones no fueron una excepción.

Ahora bien, el 'no' de Marc se impuso. Al parecer, el de Cervera cerró la puerta a cualquier negociación para que Lorenzo aterrizase en Honda. No quiere amenazas dentro de su equipo.

Dani, el mejor aliado

Con Dani Pedrosa han encontrado la estabilidad. El compañero de Márquez ha aceptado el rol secundario sin problema. Entiende a la perfección su papel dentro del box naranja.

Mientras que el ilerdense es el titular indiscutible –el equipo trabaja por y para él-, el de Castellar del Vallés intenta hacer lo que buenamente puede.

Márquez, joven pero cauto, sabe que con Lorenzo las cosas no serían igual. No quiere batalla de egos. Es el piloto titular, brilla con luz propia; no quiere sombras.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad