Valentino Rossi vuelve a la carga | EFE

Marc Márquez lo sabe: “¿Es verdad lo de Jorge Lorenzo?” (y Valentino Rossi lo confirma)

stop

El catalán avisa del difícil panorama que le espera al balear

23 de abril de 2018 (11:53 CET)

No levanta cabeza. Jorge Lorenzo volvió a firmar otra carrera nefasta en el Gran Premio de las Américas, en Austin, y poco a poco va cavando su tumba en Ducati.

El balear llegó al equipo italiano como una gran estrella la temporada pasada. Los responsables esperaban que el español les devolviera a lo más alto. Allí donde los dejó Casey Stoner en el 2007, cuando Ducati ganó su último mundial. Para eso le convirtieron en el mejor pagado de la parrilla.

En el equipo italiano no pretendían que en su primer año se alzara con el título, pero sí que estuviera metido en la lucha por los podios para este año asaltar el campeonato. Pero nada más lejos de la realidad.

Jorge Lorenzo, de mal en peor

El pentacampeón terminó séptimo la pasada temporada, sumando poco más de la mitad de puntos que su compañero, Andrea Dovizioso, que para más mantuvo sus opciones vivas de conseguir el campeonato hasta la última carrera. Y ojo, porque esta temporada los resultados han empeorado en gran medida.

Lorenzo no terminó el primer GP disputado en Qatar (el año pasado fue 11º), fue 15º en Argentina (no terminó el pasado curso) y este domingo fue 11º en Austin (en el 2017 fue noveno). En otras palabras, Lorenzo sumaba a estas alturas 12 puntos, mientras que esta temporada solo acumula 6. Una tesitura que le tiene en el punto de mira en Bolonia y con pie y medio fuera de la escudería la temporada que viene.

Jorge Lorenzo paddock

Jorge Lorenzo cava su tumba en Ducati

“¿Es verdad lo de Jorge Lorenzo?”, preguntan cada vez más voces en el paddock, donde cada vez son más los que confirman que el mallorquín no seguirá en Ducati el año que viene.

Un panorama que Marc Márquez ya predijo en su momento. El piloto de Honda recibió una oferta de Ducati antes de que los italianos ficharan a Lorenzo, pero el catalán declinó la oferta por una cuestión puramente deportiva. Marc sabía que el pilotaje de la Desmosedici no se adapta a perfiles como el suyo o el de Jorge.

Sin embargo, Lorenzo dejó a un lado la parcela deportiva y priorizó el dinero, lo que le ha llevado al ostracismo.

Pocos se acuerdan ya de los éxitos de Lorenzo, al que Marc ha liquidado en los últimos años. Hasta Valentino Rossi arrasa a Jorge en carrera. Y lo peor está por llegar. Un Rossi que, por cierto, también sabe que los problemas de adaptación al pilotaje serán la sentencia de Lorenzo en el equipo rojo.

Si no hay ningún cambio radical en los próximos meses a Lorenzo no le renovarán en Ducati, y desde su entorno se preguntan a donde irá. A Honda no podrá ir mientras siga un Márquez que prefiere a Dani Pedrosa como compañero y escudero que un competidor como Lorenzo. Por supuesto, en Yamaha tiene las puertas cerradas, mientras que en Suzuki no perdonan que les rechazara cuando dejó Yamaha al considerarlos un equipo menor.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad