Marc Márquez hace llegar tres mensajes bomba a Valentino Rossi (y amigos)

stop

El piloto de Honda celebra la conquista del Mundial y aprovecha para hablar todo lo que se calló

V.M.

Marc Márquez a punto de cruzar la línea de meta para ser campeón del mundo por quinta vez (izquierda) y el propio Márquez con el título (derecha) | EFE
Marc Márquez a punto de cruzar la línea de meta para ser campeón del mundo por quinta vez (izquierda) y el propio Márquez con el título (derecha) | EFE

19 de octubre de 2016 (18:54 CET)

Marc Márquez le ha metido el miedo en el cuerpo a Valentino Rossi. Diario Gol publicó hace meses que el verdadero temor del piloto italiano es que el catalán termine por destronarlo como piloto con más Mundiales del mundo. En estos momentos, la distancia está cada vez más ajustada: Rossi, al que se le resiste la décima corona, lleva siete mundiales de MotoGP y dos en categorías inferiores. Márquez ya suma tres en MotoGP más los de Moto2 y Moto3. El global es de 9-5.

Desde que el catalán irrumpió en MotoGP, Valentino Rossi no ha ganado nada de nada. Y las distancias entre ambos con cada vez más pequeñas. Márquez lo sabe. Y, por este motivo, mantiene un tono prudente en sus declaraciones. Sin embargo, tras ganar su quinta corona no ha podido evitar desahogarse, tras muchos meses callado. Asegura que este título le deja "un regustillo especial por todo lo que ha pasado", en alusión a sus conflictos con Rossi en 2015 y al mal hacer de Alessandro Salucci (Uccio).

La edad no pasa en balde

Además, el catalán no tiembla a la hora de reconocer que también va a por los 10 títulos mundiales. Está justo en el ecuador, mientras que a Rossi le queda tan solo uno. Pero el piloto italiano suma ya 37 años, mientras que el de Cervera cuenta solo 23.

Por último, Márquez lanzó un dardo envenenado a Rossi al reconocer que lo vio "nervioso y agresivo en las primeras vueltas". Y es que el italiano intentó varios adelantamientos forzados que Márquez contrarrestó perfectamente. Il Dottore buscaba provocar la caída de su rival para volverse a meter en el Mundial, pero no lo consiguió. El catalán se la devolvió en la curva tres con una acción ajustadísima. Unas vueltas más tarde Rossi cayó solo al suelo. Y se desplomó