Marc Márquez destroza a Jorge Lorenzo con una puñalada por la espalda

stop

Los comentarios en privado del piloto catalán encienden el 'paddock'

Marc Márquez y Jorge Lorenzo están cada vez más distanciados | EFE

12 de mayo de 2017 (18:38 CET)

El fichaje de Jorge Lorenzo por Ducati todavía trae cola. No por lo que ocurre en los interiores del box, sino por las informaciones que sobrevuelan la operación.

La compañía italiana protagonizó la noticia del año el día en que confirmó la incorporación del mallorquín para la temporada 2017. Un movimiento que buscaba permitir a la escudería competir de tú a tú con las favoritas al título.

Sin embargo, pronto quedó claro que la jugada no había salido bien. Aunque Lorenzo quedó tercero en el GP de Jerez, su arranque de curso es nefasto. No pinta nada bien. Y le llueven las críticas. 

El secreto de Márquez

Lo cierto es que la estrategia inicial de Ducati no era, ni mucho menos, la contratación de Lorenzo. La llamada al campeón del mundo de 2015 no fue la primera que realizó la entidad italiana.

La verdadera intención de la empresa boloñesa era la de contratar al actual campeón del mundo, Marc Márquez. Ducati le llamó antes que a Lorenzo y le puso una oferta espectacular encima de la mesa.

Fiel a Honda y al proyecto

La respuesta de Márquez no tardó en llegar. Honda había confiado en él desde el principio y no estaba dispuesto a dejarlos tirados de la noche a la mañana. El compromiso pesó más que el dinero.

Además, el ilerdense  prefería estar en una escudería consolidada y ganadora como Honda. No quería empezar un nuevo proyecto en Ducati, donde las dudas serían en pan de cada día.

Otra de las preocupaciones del de Cervera se basaba en el pilotaje. Marc temía no adaptarse a la nueva moto y quedarse a la sombra de los favoritos.

Finalmente declinó la oferta, y fue entonces cuando Ducati llamó a Lorenzo. La incógnita ahora será ver si Jorge evita los problemas que temía su rival y se adapta a la nueva máquina. 

Los allegados de Márquez no tienen reparos en ir contando esta historia por el paddock. Y van más allá. Han llegado a comentar que, seguramente, él se desenvolvería mejor con la Ducatti. "Es más difícil, pero tampoco para tanto", dicen desde su entorno.