Marc Márquez descubre el punto débil de Valentino Rossi

stop

El piloto italiano entra en bucle con Yamaha

Valentino Rossi, perseguido por Marc Márquez en Montmeló | EFE

14 de diciembre de 2016 (18:49 CET)

Valentino Rossi se ha llevado un nuevo varapalo. El piloto italiano, de show en show desde que terminó el Mundial y haciendo horas de gimnasio y rodaje, ve como se le complican las cosas.

El de Tavullia ha protagonizado un nuevo encontronazo con la gente de Yamaha. Resulta que la nueva moto, por el momento, es decepcionante.

Rossi sabe que para tumbar a Marc Márquez necesita un arma letal. Porque las cualidades de pilotaje del niño de Cervera están fuera de toda toda. Es el mejor actualmente.

Márquez no solo es talento. También está pendiente de todo lo que ocurre a su alrededor. Tanto en Honda y su equipo, como en los equipos rivales.

Preocupa el motor Yamaha

Es por ello que el piloto catalán ya sabe cuál es el punto débil de Valentino Rossi de cara a esta nueva temporada. Todo puede cambiar, pero por el momento lo tiene claro.

La aceleración. Es el gran perjuicio que presenta en estos momentos el nuevo modelo de Yamaha. La salida de curvas será difícil para el italiano si no logran más potencia.

Rossi está verdaderamente preocupado por el motor de la marca nipona. Teme que Honda les pase la mano por la cara. Incluso Ducati puede firmar un buen papel este año.

La decepción de Rossi

"Necesitamos más aceleración para conseguir la velocidad adecuada al salir de la curva. El feeling respecto a ayer no ha cambiado, esa primera impresión no ha cambiado: no es una gran mejora y necesitamos trabajar", ha explicado Rossi.

El mensaje del italiano sonaba a clara decepción: "Hoy trabajamos más, dando muchas vueltas comparando la nueva moto con la 2016, el nuevo motor junto con nuevo chasis y la verdad es que tenemos mucho trabajo que hacer, especialmente con el motor".

"También con el chasis; tenemos buen feeling pero necesitamos algo distinto con los settings y más tiempo para comprender el punto de equilibrio. Pero pronto tendremos otro nuevo test donde intentaremos entenderlo", sentenció el italiano. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad