Marc Márquez cuenta por qué dijo 'no' a Ducati (¡Aviso a Jorge Lorenzo!)

stop

El piloto de Cervera abre la caja de pandora

Marc Márquez tiene al enemigo muy cerca en MotoGP | EFE

20 de diciembre de 2016 (18:26 CET)

Aviso a navegantes. Jorge Lorenzo ha protagonizado uno de los cambios más sonados en MotoGP. Su reciente aterrizaje en los boxes de Ducati no ha dejado a nadie indiferente.

El balear ya anunció a principios de esta temporada 2016 que su paso por Yamaha había llegado a su fin. La más que tensa relación que mantenía con Valentino Rossi había escalado límites insospechados, por lo que el muro en el equipo le empujó a la puerta de salida.

Con un título bajo el brazo, Lorenzo era el piloto del momento. Por ello, Ducati pujó por el mallorquín y acabó prescindiendo de Andrea Iannone. El fichaje del español se vendió como una gran bomba.

Marc Márquez tira de la manta

Aun así, no todo fue de color de rosa. Y es que con el paso de los meses se ha filtrado la realidad: Ducati sondeó la compra de Marc Márquez. Al parecer, el de Cervera se negó. A día de hoy, el actual campeón del mundo no quiere cambiar Honda por nada ni nadie.

Sin embargo, terminada la temporada y con cada piloto en su equipo preparando el 2017, el '93' ha dejado ir una exclusiva entre bambalinas. Y es que según desvelan allegados del piloto ilerdense, el verdadero motivo por el que Marc declinó la oferta de Ducati es que no creía que fuera a adaptarse bien a la moto del equipo italiano.

A Márquez la Honda le va como anillo al dedo; el catalán está totalmente acostumbrado y acomodado a la montura de la escudería naranja, por lo que no quiere cambiar un proyecto ganado por otro que despierta dudas.

Este mensaje es un claro aviso a navegantes. Físicamente, Jorge y Marc no son tan distintos, por lo que, por sus características, puede que la Ducati no sea la mejor montura. De hecho, desde la marca italiana se ha aceptado que deberán hacer cambios para que Lorenzo no sufra más de lo esperado.

El pilotaje con la moto roja es muy especial; el balear sufrirá. En los próximos meses, saldremos de dudas.