Marc Márquez barre a Jorge Lorenzo

stop

El piloto catalán se impone al mallorquín en todas las batallas

Marc Márquez y Jorge Lorenzo están cada vez más distanciados | EFE

24 de noviembre de 2016 (21:58 CET)

Marc Márquez es el mejor piloto de motociclismo del momento. El crack a batir. El más odiado por sus rivales. Especialmente por Valentino Rossi.

Curiosamente, la relación con su otro gran rival, Jorge Lorenzo, ha sido mucho mejor conducida por ambas partes. Al principio no se tragaban, pero luego establecieron lazos.

Siguen siendo rivales y eso está por encima de todo, pero Lorenzo ha asumido con deportividad su derrota frente a Marc. El balear pierde todas las batallas.

Marc Márquez no solo es el más rápido y más fiable sobre las dos ruedas –así lo ha demostrado conquistando tres de los cuatro campeonatos de MotoGP que ha corrido–, sino también fuera del asfalto.

Todos los jugones sonríen igual

Tiene detractores y enemigos, como no puede ser de otra manera cuando uno es campeón, pero su imagen de puertas para fuera es increíblemente positiva.

Las marcas están encantadas con esa sonrisa permanentemente dibujada en el rostro del campeón. "¿Por qué todos los jugones sonríen igual?", se preguntaría el fallecido Andrés Montes.

De cara a la nueva temporada, que arrancará en marzo de 2017, Jorge Lorenzo amenazará el trono de Márquez desde su nueva Ducati.

Humildad Vs Ostentación

El balear seguirá siendo de los pilotos mejor pagados de la parrilla, si no el que más, tras el salto cualitativo que ha pegado su salario.

Y ya está haciendo ostentación de ello: se acaba de comprar un Ferrari LaFerrari que ha sembrado una gran polémica en las redes sociales. En tiempos de crisis no queda bien.

Márquez, mucho más discreto en este tipo de asuntos, sale reforzado. Sus compañeros en Honda lo definen como "súper generoso", además de ser "un chaval súper positivo". 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad