Los Whatsapp a Valentino Rossi, Jorge Lorenzo, Marc Márquez y compañía en Moto GP

stop

Con vistas puestas en 2017

La sorpresa en el sueldo de Valentino Rossi, Marc Márquez y Jorge Lorenzo en Moto GP | EFE

27 de septiembre de 2016 (14:48 CET)

El Whatsapp llega a Moto GP. La máxima competición de motociclismo implementará un sistema de mensajes a partir de 2017. El Gran Premio de Motorland dejó otras noticias más allá de la carrera. La organización aprovechó el circuito de Aragón para realizar las pruebas de un nuevo sistema que permite hacer más viable la comunicación entre un piloto y su escudería. Según desvela Marca, los resultados recogidos el pasado fin de semana fueron tan buenos que Moto GP ha decidido introducir el formato la próxima temporada. 

En Australia ya ganó fuerza la noticia de que la organización quería fomentar la comunicación a través de algún nuevo formato. En este caso, durante varias semanas se ha investigado al respecto y ahora en Aragón se decidió testar el sistema que ganó más papeletas. De hecho, el pasado jueves se examinó el funcionamiento de estos mensajes sobre la pista para ver cómo recibían los envíos. El coche de seguridad era el punto móvil mientras que en el paddock había un puesto fijo. Desde la organización desvelan que "todo fue sin fallos". 

Unos mensajes voluntarios 

"Hemos hecho una prueba esta mañana con el 'safety car' y una pantalla que tenemos nosotros y funciona perfectamente. Estamos desarrollando la aplicación que podrán utilizar los equipos. Ellos ya tienen desde principio de año un ordenador conectado a una red nuestra interna. Se utilizaría ese sistema para la comunicación", afirmaba Javier Alonso, miembro de la Dirección de Carrera, el pasado domingo.

Frente a esta innovación, parece que hay pilotos reticentes a utilizar el sistema. Marc Márquez, Dani Pedrosa o Maverick Viñales son algunos de ellos. Sin embargo, para Dorna esto no parece ser un problema, ya que será una innovación de uso voluntario. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad