Los ultras de Valentino Rossi persiguen a Jorge Lorenzo y Marc Márquez

stop

La animadversión de los 'tifossi' hacia los españoles va en aumento

Lorenzo celebra el triunfo en Le Mans 2016

10 de mayo de 2016 (11:11 CET)

Pitos, abucheos y aplausos ante los errores. Es el día a día de los pilotos Jorge Lorenzo y Marc Márquez en las carreras del Mundial de MotoGP 2016. Los ultras de Valentino Rossi, convencidos por The Doctor de que los españoles biscottearon el último campeonato, acuden a los circuitos con un doble cometido: animar a Vale y, sobre todo, atizar a Jorge y Marc.

El GP de Francia, disputado en Le Mans, escribió una nueva página negra para la historia del motociclismo. Los tifossi abuchearon desde el primer momento, desde la formación en parrilla y cada vez que salían en las pantallas del trazado, a Lorenzo y Márquez. Tampoco fue agradable la recogida del premio de ganador de Jorge, abucheado y humillado con gritos de "¡Rossi! ¡Rossi!".

Los fans de Rossi tampoco pasaron por alto el adelantamiento de su piloto a Márquez en plena carrera, ni la caída de éste en la curva del museo cuando luchaba con Valentino por el segundo cajón del podio. La grada fue una fiesta en los dos momentos. Pero no es algo nuevo, ni se espera que cambie en el próximo GP, en Mugello (Italia), lugar al que no recomiendan acudir a los aficionados de los españoles. Cabe recordar que en Argentina los pilotos ni siquiera podían salir del hotel.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad