Los trapos más sucios de Fernando Alonso (Mercedes tira de la manta)

stop

La escudería favorita a ganar el Mundial de la F1 deja al español a la altura del betún

Fernando Alonso recibe un recadito de Ferrari | EFE

08 de abril de 2017 (20:05 CET)

Fernando Alonso no es santo de la devoción de muchas personalidades en la Fórmula 1. Su fuerte temperamento le ha generado muchos enemigos.

En Mercedes, escudería donde Alonso ansía terminar pilotando para aspirar a ganar el Mundial de F1 por tercera vez en su carrera, se ceban con el asturiano.

El equipo alemán recuerda perfectamente los problemas que generó el piloto español durante su primera etapa en McLaren, en 2007. Fue una época complicada.

Toto Wolff, director ejecutivo de Mercedes, es contundente al hablar de Alonso. Cree que lo que le pasó aquel año condicionó su futuro para siempre.

Además, el capo de Mercedes no tiene reparos al asegurar que "Alonso destruyó una gran cantidad de relaciones". Son los muertos en el armario del asturiano.

Así lo explica Wolff: "La (mala) gestión les hizo perder el campeonato de 2007. (Fernando) Alonso sintió que iban contra él y que (Lewis) Hamilton era un niño mimado".

"Perdieron el mundial y realmente nunca se han recuperado. Alonso tampoco porque destruyó una gran cantidad de relaciones con lo que más tarde sucedió", zanja.

La sensación de Wolff, por cómo habla, es de que Alonso nunca volverá a ganar el torneo, por mucho que insista en definirse a sí mismo como uno de los mejores pilotos de la historia.