Los drones atacan la mansión de Michael Schumacher

stop

Los medios de comunicación buscan la foto más preciada del ex piloto alemán en su mansión suiza

La mansión de Schumacher en Gland (Suiza)

13 de mayo de 2016 (14:06 CET)

Michael Schumacher siempre fue una persona muy celosa de su intimidad. También Corinna, su mujer, que cuida del heptacampeón del mundo de MotoGP y blinda a la familia de curiosos y periodistas. Desde que el ex piloto alemán es atendido en su mansión de Gland, muy cerca del Lago de Ginebra, no se han visto imágenes ni fotografías del estado de Schumacher, que no puede hablar ni caminar, y tiene muy pocos momentos de lucidez. Para combatir este hermetismo, algunos medios han contratado drones para lograr la foto más ansiada y cotiazada.

Algunos drones han sobrevolado la mansión de Schumacher en las últimas semanas, desde que ha trascendido que el estado de salud del heptacampeón del mundo de Fórmula 1 ha empeorado. Una fotografía actual del estado de Michael podría tener un valor millonario.

Filtraciones

Corinna ha restringido las visitas a su mansión en los últimos meses para evitar las filtraciones y las especulaciones sobre el estado de salud de Schumacher. Sólo pueden verle personas muy cercanas. Entre ellas ya no figuran los pilotos de la Fórmula 1 ni sus jefes después de que se supera que Michael pesa menos de 45 kilos.

Corinna invierte unos 140.000 euros semanales en los cuidados médicos de Schumacher, cuya fortuna estaba valorada en 635 millones de euros cuando el alemán se retiró de la Fórmula 1. En diciembre de 2013, Michael sufrió un grave accidente mientras esquiaba en los Alpes y tuvo que ser operado de sus lesiones cerebrales. Algunos patrocinadores han roto relaciones comerciales con la familia del piloto en los últimos años.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad