Los amigos de Valentino Rossi avisan a Marc Márquez 

stop

El piloto italiano no tira la toalla

Valentino Rossi cierra su primer pacto para 2017 contra Marc Márquez | EFE

18 de septiembre de 2016 (13:55 CET)

No será coser y cantar. Marc Márquez sigue manteniendo en el bolsillo una ventaja considerable respecto a Valentino Rossi. El segundo clasificado ha conseguido recortarle tímidamente la ventaja al de Cervera en las últimas carreras. De hecho, en los cuatro últimos grandes premios, el italiano ha conseguido 16 puntos más que su rival directo. Sin embargo, el colchón que tiene el piloto catalán aún es cómodo, ya que son 43 puntos los que separan a Marc de Rossi.

Aun así, el nueve veces campeón del mundo de Moto GP es un tipo duro de roer, por lo que no tirará la toalla hasta el final de temporada. Cinco pruebas quedan aún por delante, de manera que hay un total de 125 puntos disponibles. Rossi quiere conseguir la décima corona antes de retirarse e intuye que este será el último año en el que lo tendrá de cara. Y es que los errores garrafales de inicio de temporada le están pesando mucho, pero la realidad es que desde el retorno de las vacaciones estivales, Vale está en un buen momento.

La presión, el mejor aliado de Rossi

Con una moto superior a la de Honda y con los aliados en la palma de la mano, el italiano considera que aún puede luchar contra Márquez. De hecho, los más allegados a Vale ya han avisado al de Cervera: Rossi lo intentará todo hasta la última carrera del curso. No se puede confiar. En este sentido, il dottore sabe que Marc es un piloto temperamental, por lo que la presión y el marcaje que le haga al español, puede darle los frutos deseados.

Por todo ello, Valentino seguirá tensando la cuerda hasta el último momento, ya que la presión dentro y fuera de la pista es la única estrategia que le queda para intentar conseguir un título que tiene lejos. Caldear el asunto en los boxes y seguir tejiendo una red de adeptos, es la tarea de il dottore fuera de pista. El italiano sabe que si Márquez comete un error y no puntúa en una prueba, la balanza se equilibrará. El de Honda deberá tener la cabeza fría para no cometer ningún error. Rossi no tirará la toalla.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad