Las visitas secretas de Valentino Rossi

stop

El piloto italiano recibió todo tipo de ayudas para superar el mal trago de la pasada temporada

Valentino Rossi hace un pronóstico sorprendente para el Mundial de MotoGP | EFE

01 de septiembre de 2016 (13:33 CET)

El desenlace de la pasada temporada, frustrante para Valentino Rossi, dejó secuelas en el piloto italiano. El heptacampeón del mundo de MotoGP reconoce que lo pasó muy mal en las primeras carreras de 2017 y precisó la ayuda de todo el equipo para superar una experiencia muy negativa. En Yamaha se volcaron con Rossi, que ha contado con un equipo de psicólogos para recuperarse y optar al título en el curso actual.

Rossi todavía aspira a ganar el Mundial. Lo tiene crudo, pero no imposible. A falta de siete carreras, Márquez es el gran favorito. El piloto de Cervera suma 197 puntos, 53 más que el italiano, quien atribuye la actual situación al desgaste de la pasada temporada.

"El año pasado estuve muy cerca, pero acabó con una sensación muy mala porque creo que el final de temporada no fue justo. Las dos o tres primeras semanas fueron muy duras", explica Rossi en una entrevista concedida a Motogp.com.

Agotamiento mental

"Aunque no se olvida lo que pasó, al menos lo intentas. La presión y energía con la que acabé el año pasado supusieron un esfuerzo extremo. Llegamos a la última carrera con el cuchillo en el cuello, y en estas situaciones si ganas recuperas parte de la energía, pero si pierdes, no, así que de algún modo sigo pagando el año pasado", añadió Valentino, que escenificó una paz táctica con Márquez después del Gran Premio de Catalunya que se disputó en Montmeló.

Rossi tardó en recuperarse del gran golpe. Su agotamiento fue mental más que físico y se puso en manos de psicólogos para recuperar su mejor nivel. Hace un año, su gran rival fue Lorenzo. Ahora es Márquez y el catalán lo tiene todo a su favor. Valentino, sin embargo, quiere luchar hasta el final.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad