Las tres exigencias de Fernando Alonso para no dejar plantado a McLaren

stop

El piloto español pone condiciones a su continuidad en Woking

Las primeras imágenes del Red Bull destrozan a Fernando Alonso | EFE

16 de noviembre de 2016 (10:15 CET)

Fernando Alonso terminará el Mundial de 2016 con malas sensaciones. Molesto con el rendimiento del MP4-31 y decepcionado con Ron Dennis, el ya ex director ejecutivo de McLaren que incumplió buena parte de sus promesas en los últimos meses.

El piloto español tiene un año más de contrato que piensa cumplir, pero pide tres exigencias para evitar nuevas tensiones y para plantearse su continuidad en Woking más allá de diciembre de 2017. Espera que la llegada de un nuevo jefe a McLaren tenga un impacto muy positivo para él.

El bicampeón del mundo de Fórmula 1 pide un coche ganador. Quiere un monoplaza fiable, potente y competitivo. Alonso espera que McLaren solucione los eternos problemas aerodinámicos y que Honda mejore las prestaciones del motor del coche de 2017. En las últimas dos temporadas, el piloto español ha sufrido mucho en las rectas.

Liderazgo

Alonso también reclama el liderazgo absoluto en McLaren. La escudería británica ya ha comunicado que Stoffel Vandoorne será piloto oficial de la escudería en 2017, en sustitución de Jenson Button.

El piloto español sabe que McLaren quiere potenciar a Vandoorne, que cobrará mucho menos que él, pero quiere que la escudería asuma públicamente su liderazgo en el equipo.

Alonso también pide una colaboración más estrecha con los responsables de McLaren y de Honda. Su interlocutor en la escudería británica es Eric Boullier, el director deportivo, con quien tiene una buena sintonía. Con el sustituto de Dennis espera tener una comunicación más fluida. Quiere que defina claramente su plan de trabajo y, sobre todo, espera que no cuestione más su rendimiento en función de su salario.

Altas expectativas

Fernando también espera un salto cualitativo del nuevo motor Honda. Con Yusuke Hasegawa, su máximo responsable, ha hablado muchas veces sobre las mejoras que debe introducir la marca japonesa. Hasegawa, no obstante, ha lamentado las constantes críticas públicas del piloto español al motor del MP4-31. Le pide más discreción.

A falta de una carrera para que termine el Mundial, Alonso aspira a conservar la décima plaza. Sus expectativas para 2017 son más altas. Sabe que no podrá luchar por el Mundial, pero ambiciona algún podio. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad