Las payasadas de Fernando Alonso le cierran la puerta de un grande de la F1 

stop

El Gran Premio de Brasil traerá cola

Fernando Alonso pasea por el 'paddock' de Suzuka, en Japón | EFE

13 de noviembre de 2016 (11:55 CET)

Le pasa factura. Nada de lo que haga ante las cámaras va a pasar de puntillas. Fernando Alonso es un piloto analizado con lupa por el foco mediático, por lo que no pasa desapercibido. Por su personalidad peculiar y por su toque irónico poco afortunado, el asturiano ha vuelto a situarse en el punto de mira.

El ovetense volvió a ser el protagonista en el Gran Premio de Brasil por sus bromas fuera de lugar. El español firmó una buena clasificación el sábado, pero sin embargo, tuvo problemas en los segundos entrenamientos. La sombra de la fiabilidad volvió a aparecer en McLaren-Honda; el sistema de recuperación de energía falló y el MP4-31 de Alonso se paró en seco.

El asturiano no tuvo otra idea mejor que ofrecer un nuevo capítulo del numerito del GP de Brasil del año pasado en el que se puso a tomar el sol. Este fin de semana decidió falcar su coche con una piedra y se sentó tan ricamente a seguir la sesión de entrenamientos como si de un cámara se tratase.

Las reacciones

Como ya adelantó Diario Gol, a algunos miembros de la plana mayor del equipo británico-nipón no les cayó en gracia la manera de actuar de Fernando. Sin embargo, parece ser que esta desilusión no solo se respiró entre personal de su escudería, ya que una marca reconocida de la parrilla también criticó su actuación.

Según desvelan fuentes internas del paddock, miembros del equipo Renault también habrían comentado la escena. En la ex escudería del ovetense sonaban campanas de fichaje, ya que el nombre de Alonso estaba escrito en rojo en su agenda. El Nano fue el piloto que hizo brillar a la marca, por lo que no cerraban las puertas a un regreso.

Sin embargo, tras ver como dejaba en evidencia a McLaren-Honda en público, las tornas parecen haber cambiado. Aun así, Fernando sigue demostrando sobre la pista que cuando el coche no tiene problemas, su pilotaje es prácticamente inmejorable.