Las lágrimas de Fernando Alonso: las verdades que más escuecen 

stop

El asturiano resignado ante la situación

Fernando Alonso, castigado en McLaren por su traición con Mercedes

29 de junio de 2016 (15:50 CET)

La temporada está siendo un mal sueño para Fernando Alonso. El piloto asturiano ve como las mejorías prometidas por McLaren-Honda no llegan. Y es que a medida que pasan los días, las expectativas de conseguir buenos resultados esta temporada vayan disminuyendo. Ron Dennis ha reconocido que deben empezar de cero, por lo que hasta el año que viene no podrán luchar realmente.

Todo esto ha sentado como un jarro de agua fría a Alonso. El español se ha embarcado en un nuevo proyecto que no da resultados y, a sus 34 años, el tiempo para retirarse le corre en contra. No le queda otra que resignarse.

Al mal tiempo, buena cara

Con este escenario en mente, Fernando se ha apresurado en recordar su pasado. Y es que el bicampeón del mundo está orgulloso de su paso en la Fórmula 1. De hecho, el asturiano es recordado por sus dos campeonatos ganados, pero también quiere que no se olviden aquellas carreras ajustadísimas en las que tenía posibilidades de ganar hasta el final. Alonso se lamenta por aquellos subcampeonatos que perdió por los pelos.

En estos momentos difíciles, el ovetense tira de recuerdos y transmite melancolía en sus declaraciones: "No pienso demasiado en ello, pero si hubiera sumado un par de puntos más en algunas temporadas, ahora podría ser pentacampeón", explicaba a Motorsport-total. Las palabras de Alonso no quedan aquí. Y es que el piloto se muestra resignado ante la situación, pero sigue reivindicando su alto potencial: "Sí, pienso que estoy entre los tres mejores pilotos de la parrilla. Y lo demuestro. Cada fin de semana hay algo que te enorgullece o te hace sentir que sigues pilotando al máximo nivel".

Frente a los momentos complicados que está viviendo con McLaren-Honda, Alonso tiene un antídoto. El asturiano intenta tomárselo con filosofía: "Estoy orgulloso de lo que he conseguido. Obviamente ha habido fallos y situaciones desafortunadas. No ha podido ser, y hay un motivo para ello. A veces no lo entiendes en el mismo instante, porque estás triste, pero conforme pasa la vida lo acabas entendiendo", concluye.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad