La verdad que más escuece a Fernando Alonso: las confesiones de un 'amigo' del piloto de McLaren

stop

Las malas decisiones del asturiano lo han fulminado en la Fórmula 1

El sueldo de Fernando Alonso en Mercedes incendia McLaren

07 de julio de 2016 (18:01 CET)

De mal en peor. Fernando Alonso no ha tenido fortuna en sus decisiones en la Fórmula 1. O eso parece que piensan algunos de sus allegados. Y es que una fuente del paddock cercana al asturiano ha valorado su paso por la máxima competición automovilística. El ovetense besó la gloria durante unos años, pero sus decisiones lo han fulminado en las últimas temporadas.  

Alonso ha sido considerado durante muchos años el mejor piloto del mundo. Llegó a la Fórmula 1 por la puerta grande y desde entonces siempre fue a más. Debutó con Minardi y rápidamente fue fichado por Renault en 2002. Estos fueron los mejores años de su carrera profesional. Y es que el Nano fue creciendo en la escudería. En 2005 y 2006 besó la gloria, plantando cara a grandes pilotos como Michael Schumacher. Fernando promovió de nuevo el gusto por los coches en España.  

Los años más difíciles de Alonso 

Pero a partir de 2007 todo dio un vuelco. El piloto decidió marcharse de Renault i fichar por McLaren-Mercedes. Un chasco. El asturiano cerró el tercer año con carreras llenas de polémica. Hamilton y Ron Dennis le hicieron la vida imposible. Alonso no aguantó más y regresó a Renault. Pero el cuento se había acabado. La escudería no estaba en el punto que la dejó.  

En 2010 decidió marcharse a Ferrari. El ovetense fue recibido por la puerta grande por la escudería italiana. De hecho, el primer año fue subcampeón. Las cinco temporadas en el equipo rojo fueron muy irregulares. Alonso luchó todo lo posible, pero veía como la hegemonía de Mercedes llegaba y Ferrari estaba condenado a ser el segundón. Por ello, el Nano puso su renuncia sobre la mesa de Montezemolo. No quería ser el segundo plato,

La última 'mala decisión' del asturiano fue su llegada a McLaren-Honda. Alonso sabía que sería un camino muy difícil, pero según aseguran desde su entorno más cercano "ha sido mucho peor de lo que él se esperaba". El proyecto innovador y rompedor del binomio no camino en buena dirección. De hecho, a Fernando se le agota el tiempo y los pasos hacia adelante no llegan.  

El ovetense llegó a tocar la gloria, estuvo en lo más alto de la Fórmula 1, y ahora es el hazmerreír de la parrilla. Las decisiones arriesgadas no siempre dan buenos resultados. Quien no arriesga, no gana. Pero en este caso, el asturiano ha arriesgado mucho y ha ganado muy poco.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad