Jorge Lorenzo se enzarza en una pelea con Dovizioso (y Ducati lo echa) | EFE

La venta que echa a Jorge Lorenzo de Ducati

stop

Crecen las amenazas que fulminan al balear

24 de octubre de 2017 (12:19 CET)

Temporada nefasta. A Jorge Lorenzo no le han salido las cosas como esperaban tanto el piloto como los responsables de Ducati.

El balear llegó a la escudería italiana como un auténtico crack. El que el equipo de Bolonia lo convirtiera en el piloto mejor pagado de la parrilla es buena prueba de ello.

Después de varias temporadas tormentosas en Yamaha al lado de Valentino Rossi, el mallorquín empezaba con el mejor pie su nueva etapa.

Los números hablan

Los mandatarios del equipo rojo no esperaban que el español se llevara el título en su primera temporada, pero sí que estuviera inmerso en la lucha por los podios y así atacar el campeonato la próxima temporada. Pero nada más lejos de la realidad.

El pentacampeón solo ha logrado dos podios –fue tercero en Jerez y en Aragón- mientras que ocupa la séptima posición en la tabla con 117 puntos. A estas alturas, Jorge solo puede optar a ser sexto si alcanza los 138 puntos que suma el debutante Johann Zarco.

Para más inri, su compañero y segundo piloto del equipo, Andrea Dovizioso, es el único que mantiene vivas sus opciones de ganar el Mundial –tendría que ganar las dos pruebas que quedan y que Márquez no puntuara más de 14 puntos- así como suma más del doble de puntos de los que acumula Lorenzo.

En Bolonia andan con la mosca tras la oreja con la situación que atraviesa el español. Si las cosas no mejoran la próxima temporada ya puede olvidarse de renovar más allá del 2018, así como algunas voces autorizadas han recomendado la salida del piloto este mismo año.

Sin embargo, su decepcionante actuación no es el único elemento que podría sacar al motorista del equipo italiano.

La otra amenaza

En Ducatii no quieren hablar del asunto, pero Paolo Ciabatti, director deportivo de carreras, reconoció recientemente que los responsables estaban negociando la venta del equipo del grupo Wolkswagen.

Los alemanes adquirieron Ducati en el 2012 a cambio de 860 millones de euros, pero el asunto del ‘dieselgate’ le ha causado serios problemas económicos. Asimismo, el grupo chino Royal Enfield y de Harley-Davidson habría ofrecido la friolera de 1.500 millones de euros para adquirir la marca italiana.

Una cantidad con la que la casa germana podría obtener liquidez para dejar atrás el episodio del ‘dieselgate’ y afrontar con más garantías la etapa que viene con más  presencia de coches híbridos y eléctricos.