La venganza contra Marc Márquez: el nuevo amigo de Valentino Rossi va a por el español en Misano

stop

El gran aliado del italiano para la recta final

Valentino Rossi pone a Yamaha patas arriba con una bronca descomunal | EFE

09 de septiembre de 2016 (18:02 CET)

Le ha salido un nuevo competidor. En esta la segunda mitad de la competición de Moto GP parece que los rivales le caen a pares a Marc Márquez. El de Cervera se mantiene líder en el campeonato, aunque por el momento nada está hecho. Valentino Rossi se ha encargado de presionarle fuerte desde su regreso de vacaciones y, hasta día de hoy, ha conseguido recortarle puntos poco a poco. Sin embargo, aún quedan seis carreras por delante, por lo que nada está firmado

Como ya avanzó GOL, el italiano se ha encargo de luchar para conseguir recortar la distancia que le separa del piloto catalán. De hecho, no solo ha batallado dentro de la pista, sino que il dottore también ha movido sus hilos en el paddock. En este caso, varios son los aliados que tiene Rossi en la parrilla. Maverick Viñales, Andrea Dovizioso, Andrea Iannone, que es duda para este fin de semana, etc. Una red de ayudantes que le están permitiendo al nueve veces campeón del mundo de Moto GP seguir vivo en la competición. 

Un nuevo aliado 

Ahora, parece que la suerte le vuelve a sonreír. Y es que uno de los pilotos que han regresado a la competición en mejor estado, Cal Crutchlow, parece que también está en el bando de Valentino. El piloto británico y al italiano les une un común: su recelo hacia Márquez. En este sentido, parece que la frase "los enemigos de mis enemigos son mis amigos" ha dado sus frutos en la parrilla. Rossi y Crutchlow demostraron tener una buena relación en el Gran Premio de Silverstone con gestos muy cariñosos al finalizar la carrera del domingo.  

En este sentido, Crutchlow puede ser un buen aliado para Vale, ya que el británico sigue empeñado en demostrarle a Honda que se equivocó en su decisión de renovarle el contrato de Dani Pedrosa, dejándole a él en la recámara. Este gesto despertó la rivalidad en el británico, por lo que ahora ha tomado las riendas y quiere firmar una segunda vuelta de temporada para enmarcar. La próxima prueba de fuego, este fin de semana en el Gran Premio de Misano.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad