Fernando Alonso se cierra las puertas de una gran escudería con su último numerito | EFE

La última payasada de Fernando Alonso lo mata en una gran marca

stop

El piloto se mete de nuevo en el punto de mira

01 de agosto de 2017 (14:24 CET)

Fernando Alonso no empezó las vacaciones de verano con el mejor pie. El asturiano firmó el mejor puesto de la temporada –fue sexto-, pero lo que ocurrió después de la carrera desagradó a muchos.

Mientras Sebastian Vettel, Kimi Raikkonen y Valteri Bottas celebraban el podio conseguido en el GP de Hungría, Fernando Alonso se tumbaba a tomar el sol a tan solo unos metros de los tres pilotos galardonados.

Déjà vu

Una imagen que recordó a la que protagonizó en Sao Paulo hace unos meses, cuando después del enésimo fallo en el monoplaza McLaren-Honda se puso a tomar el sol sobre una silla de camping. Aquello fue considerado por muchos como un desafío del ovetense a la escudería británica.

Lo ocurrido en Hungaroring tampoco gustó a la mayoría: "Alonso probablemente es mejor que los tres tipos del podio. Es triste que esté haciendo bromas en una silla, un derroche de talento. Recuerda a los jefes de equipo por qué no le quieren", comentó el ex piloto y ahora comentarista de Sky, Martin Brundle.

El comentario tuvo una respuesta inmediata por parte de Jenson Button, que quiso defender a su colega: "Totalmente de acuerdo Martin, cómo se atreve un piloto de F1 a tener personalidad y traer diversión a un deporte que a veces se toma a sí mismo demasiado en serio", comentó con ironía.

Brundel insistió en las redes sociales: "Mi opinión, Jenson Button, es que Fernando no es un actor de comedia en un podio lleno de pilotos de Mercedes y Ferrari. Él merece estar ahí luchando por los campeonatos".

Puertas cerradas

Pero Martin no fue el único que vio el gesto de Alonso como una falta de respeto. A algunos responsables del equipo británico-nipón no les cayó en gracia la manera de actuar de Fernando.

Pero  parece ser que esta desilusión no solo se respiró entre el personal de su escudería, ya que una marca reconocida de la parrilla también criticó su actuación. Mercedes, uno de los sueños de Alonso si llegado el momento deja McLaren, cada vez tiene más claro que no quiere al piloto español ni en pintura. Demasiado provocativo. No más incendios. 

Fernando Alonso es un piloto analizado con lupa y no pasa desapercibido. Por su personalidad peculiar y por su toque irónico poco afortunado, el asturiano está en el punto de mira.

Mark Thompson/Marca

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad