La última lección de Marc Márquez a Valentino Rossi está a punto de ver la luz

stop

El de Honda manda un mensaje claro y directo

El secreto de Valentino Rossi en Honda que liquida a Márquez

12 de octubre de 2016 (18:42 CET)

Ha aprendido la lección. La cuenta atrás se ha activado en el mundial de MotoGP. Con únicamente cuatro carreras por disputarse, los pilotos ya cuentan las vueltas que restan para que la campaña llegue a su fin. Marc Márquez se ha afianzado la primera posición, por lo que todo apunta a que el de Cervera volverá a conseguir coronarse como campeón de la categoría reina por tercera vez en su trayectoria. Y es que con 100 puntos aún en juego, Valentino Rossi y Jorge Lorenzo lo intentarán todo para hacer tambalear el liderato del catalán. Sin embargo, con 52 puntos de ventaja sobre el italiano y con 66 respecto al mallorquín, el éxito de Márquez parece inevitable.

En este sentido, el gran deseo de Marc puede conquistarse en la próxima carrera de Japón, ya que matemáticamente puede darse la situación: "Ser campeón en Japón sería que me tocase la lotería allí. Está claro que hay alguna posibilidad, pero no podemos cometer el error de caer en la ansiedad ahora. Me pasó en 2014, que tenía una gran ventaja y quería ganar carreras como fuera para intentar ser campeón lo antes posible, no puedo cometer el mismo error. Tengo que ir paso a paso. Si en Japón tenemos que terminar la carrera y sumar puntos, lo haremos, porque sabemos que es uno de los circuitos en los que quizá sufrimos un poco más", desvela el piloto de Honda.

Sin embargo, todo apunta a que el de Cervera deberá picar más piedra y mantenerse con la cabeza fría antes de coronarse campeón. Rossi, especialmente, no se lo pondrá nada fácil. Y es que il dottore tiene a Márquez entre ceja y ceja, por lo que lo intentará hasta el final. Respecto a todo esto, Marc ya ha anunciado a sus compañeros de equipo que si gana no habrá celebraciones con dedicatorias a Valentino. De hecho, cuando el rival es tan terco y ofensivo, se convierte en prácticamente un acto reflejo el mandar una pulla a su rival con la euforia del momento. Aun así, Márquez parece haber aprendido de la lección del pasado año, cuando entró al trapo de Rossi, por lo que esta temporada celebrará el título sin referirse a su rival más duro. Señorío. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad