La última guerra fría de Marc Márquez con Valentino Rossi se calienta | EFE

La última guerra fría de Marc Márquez con Valentino Rossi se calienta (¡Ojo al lío!)

stop

El piloto italiano vuelve a la carga contra el catalán

01 de agosto de 2017 (18:09 CET)

El Mundial de MotoGP 2017 está al rojo vivo por la igualdad vivida en las nueve carreras disputadas hasta la fecha. Próxima cita: el GP de República Checa.

Será el primer fin de semana de agosto. Para entonces, Valentino Rossi espera que Yamaha haya implementado algunas mejoras en su moto.

El objetivo del piloto italiano no es otro que desbancar a Marc Márquez. Además, el de Tavullia tiene una obsesión con la conquista de su décimo Mundial.

Rossi hará todo lo que esté en su mano por lograrlo. Y también lo que no está en su mano. Para el piloto de Yamaha es clave limitar el crecimiento de Márquez.

Pero su obsesión no pasa por evitar que prospere su pilotaje. Márquez es el mejor y el propio Rossi lo sabe. La cuestión es que se estanque fuera del asfalto.

Los encuentros de Rossi y sus secuaces con fans, patrocinadores y marcas siempre suelen dejar un latigazo final, como ocurría con los discursos de Catón --"Y Cartago debe ser destruída"-- en la Roma clásica: “Y Márquez no debe ganar”.

Muchos acuerdos comerciales del italiano están condicionados a dar la espalda a Márquez. Nada de compartir sponsors.

Sin piedad

Cuanto menos crezca la popularidad de Márquez, menos ingresos tendrá Honda pese a sus victorias y más dificultades tendrán para seguir siendo competitivos.

Yamaha atrae mucho más porque siempre cuenta con dos pilotos ganadores. En cambio, Honda tiene como segundo a Dani Pedrosa, la eterna promesa que ya tiene 32 años. Nunca gana.

Es por ello que la Yamaha es superior a la Honda. Y, aunque Márquez saca 10 puntos a Rossi en la general, la moto del italiano tiene que ser decisiva para desbancarlo a final de curso.  

Este fin de semana, vuelve la acción. El tramo final promete sacar la máxima competitividad de los dos pilotos más cotizados. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad