La sombra de Marc Márquez desata el primer ataque de celos de Jorge Lorenzo en Ducati

stop

El piloto balear afronta los primeros problemas en el equipo italiano

Marc Márquez lanza una pulla a Valentino Rossi | EFE

23 de noviembre de 2016 (11:59 CET)

Jorge Lorenzo, tricampeón del mundo de MotoGP, protagonizó el fichaje estrella para el Mundial de 2017 al cambiar Yamaha por Ducati.

El piloto balear, harto de compartir equipo con Valentino Rossi, deberá convivir ahora con la presión de rescatar a un equipo histórico con muchas urgencias (Ducati no gana el Mundial de la categoría reina desde 2007).

Lorenzo, además, sabe que fue la segunda opción de Ducati. La marca italiana, antes, intentó fichar a Marc Márquez, tres veces campeón del mundo de la máxima cilindrada con solo 23 años.

Más dinero

El piloto de Cervera descartó su fichaje por Ducati porque priorizó el actual proyecto deportivo a una mejor oferta económica. Prefirió tener la mejor moto que ganar más dinero.

Lorenzo, en cambio, se dejó seducir muy rápido por Ducati. El balear cobrará 25 millones de euros entre 2017 y 2018, unos cinco millones más de los que hubiera percibido en el equipo japonés.

Los flirteos de Márquez con Ducati forman parte del pasado, pero a Lorenzo no le hace mucha gracia que se lo recuerden en Italia.

Lorenzo sabe que en los próximos meses deberá ganarse también el cariño y el respeto de los aficionados italianos. Muchos desaprobaron su fichaje por sus problemas con Valentino Rossi, el ídolo local.

La salida de Dovizioso

La contratación de Lorenzo, además, comportó la salida de Andrea Dovizioso, un piloto muy carismático.

Lorenzo deberá competir contra algunos fantasmas en Ducati, pero las primeras sensaciones con su nueva moto en Cheste fueron muy positivas.

Los responsables de Ducati, no obstante, ya han advertido a Lorenzo de que deberá cambiar su pilotaje y ser más agresivo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad