La rajada de Maverick Viñales llega a Valentino Rossi (y lía la de Dios en Yamaha)

stop

La tensión entre los dos compañeros de equipo se dispara

La osadía de Maverick Viñales le mete en problemas con Valentino Rossi | EFE

24 de mayo de 2017 (19:38 CET)

Valentino Rossi y Maverick Viñales mantienen un enfrentamiento feroz por el Campeonato del Mundo de Motociclismo en la categoría de MotoGP.

Los dos pilotos de Yamaha se disputaban hasta hace poco el liderato del Mundial. Sin embargo, el fatal desenlace del GP de Francia alejó al piloto italiano de su objetivo.

Maverick le sacó 25 puntos de una tacada gracias a una brutal maniobra. Le pasó a poco del final y cuando Rossi se preparaba para intentar adelantarlo de nuevo, se fue al suelo.

El piloto catalán tenía miedo. Se "preparaba para lo peor", como confesó posteriormente a los medios de comunicación. Sus palabras no han gustado a su compañero de box.

"Al final estaba esperando el toque. Me estaba preparando para lo peor, pero he tapado bien todos los huecos y cuando he entrado en la última curva he visto que no había nadie para meterme rueda", recuerda Viñales.

Rossi ha reaccionado con un nuevo mosqueo a estas declaraciones. No solo le saca de la carrera sino que además se recrea con lo que pudo haber sido y no fue.

Los enfados de Rossi

El piloto italiano respondió con moderación ante las cámaras porque recibió un toque desde Yamaha. No quieren guerras internas.

Por ello, entonó el mea culpa: "Me pasé de velocidad. Sólo llegué un kilómetro por hora más rápido que en la vuelta anterior, pero fue suficiente para que la rueda de detrás cediera. Ha sido un error grave, un pecado".

"Estaba haciendo una carrera perfecta, nunca había conducido tan bien esta moto, estaba encantado hasta que cometí el fallo", recalcó.

Sin embargo, antes de decir esto, en caliente, tuvo un enfado bestial. Se quejó a Yamaha y la firma japonesa también habló con Viñales.

Por todo lo que ha pasado y por cómo se ha silenciado el brutal cabreo de Rossi, el italiano está molesto de que encima Viñales asegure que "esperaba un toque" por parte de su compañero.