La puñalada de Valentino Rossi (y la última orden a Yamaha) | EFE

La puñalada de Valentino Rossi (y la última orden a Yamaha)

stop

El italiano da un golpe sobre la mesa de la escudería nipona

06 de septiembre de 2017 (20:10 CET)

Valentino Rossi sigue enemistado con la Diosa Fortuna y ha vuelto a ver frustradas sus aspiraciones de conseguir su ansiado décimo campeonato. Cuando saltó la noticia de su accidente entrenando con la moto de enduro, las opciones del italiano se esfumaron por completo.

Il Dottore  se acerca al final de su carrera y veía esta temporada como la última gran oportunidad para volver a levantar un título. Sabe que el paso de los años pasa factura y que cada día que pasa tiene un poco más difícil agrandar su leyenda.

Yamaha también es consciente de que debe buscar un remplazo a su gran estrella y trata de asegurar el futuro. La vida tras Valentino no será nada fácil, pero la escudería japonesa quiere estar preparada para seguir compitiendo con Honda y Ducati.

Por esa razón, en el equipo de Rossi han visto su lesión como una oportunidad para dar la oportunidad a un joven talento, pero el de Urbino ha impuesto su voluntad para bloquear cualquier intento de sustituirlo.

Su relevo tendrá que esperar

La idea de Yamaha pasaba por ceder la moto de Rossi al gran candidato a sustituirle, Johann Zarco. El francés del equipo satélite Monster Yamaha Tech 3 está cuajando una gran primera temporada en la categoría reina tras sus dos títulos en Moto2.

Rossi, no obstante, no quiere oír hablar de su retirada cuando todavía no ha acabado la temporada y dio orden inmediata a su equipo de abandonar la idea. El GP de San Marino era la oportunidad perfecta de ver el rendimiento de Zarco en carrera pero  el 46 no ha querido ver más allá de su interés personal.

La dupla Zarco-Viñales tendrá que esperar para correr en las mismas condiciones. Mientras Rossi siga en activo nadie subirá a su moto. Yamaha ya ha anunciado que Viñales será el único representante en Misano y esperan el milagro de Rossi para el GP de Aragón.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad