La piel de cordero de Valentino Rossi: la jugada que deja sin título a Marc Márquez

stop

El entorno del italiano tiene clara la estrategia a seguir para desbancar al catalán

Pablo Nieto, Valentino Rossi y Uccio

22 de agosto de 2016 (20:30 CET)

Marc Márquez debería andarse con ojo. Las siete carreras que le quedan para volver a ser campeón del mundo son un arma de doble filo. Parecen pocas y aparenta cercano el final del camino, pero está plagado de trampas mortales. Todas las tiende el mismo: Valentino Rossi y su ejército de secuaces, liderados por su buen amigo Alessio Salucci, alias Uccio.

Uccio siempre está al lado de Rossi. Es su mejor amigo, su confidente inseparable, el hombro sobre el que llorar cuando van mal dadas, los oídos que le escuchan cuando necesita desahogarse o ahogar las penas, tanto da. El otro día, Uccio fue testigo del apretón de manos entre Márquez y Rossi. Asistió al momento con recelo y luego comentó la situación con el piloto italiano, según cuentan a GOL fuentes de Yamaha.

Uccio lo tiene claro: Marc Márquez está muerto de miedo a pesar de que le saca 53 puntos a Rossi. Una victoria son 25 puntos, pero un segundo puesto son 20 y un tercer lugar 16. Márquez siempre está en el podio o, como le ocurrió en Austria (quinto con 11 puntos), al borde. Pero sabe que cuando está Rossi de por medio puede pasar de todo.

La pregunta del millón

El piloto catalán se comporta con excesivo respeto. Trata de ser cordial en todo momento, elogia a su rival y busca la complicidad o, al menos, no generar tensiones. No quiere líos, simplemente espera volver a ser campeón del mundo. Lo tiene todo de cara. Sin embargo, las cosas cambiarían mucho con una sola caída de Márquez. Cero en el casillero. Si coincide con una victoria de Rossi, esa renta de 53 se reduce casi a la mitad. Dos caídas de Márquez y dos victorias de Rossi, con algunos puntos extra ganados en otros trazados son un título.

En Yamaha y sobre todo en el entorno de Rossi son conscientes de esta situación. Por ello, Rossi pilotará más que nunca sin miedos, sin complejos, mientras que su rival estará acongojado por lo que pueda pasar. Si se cae, la cosa se complica. Si cae Rossi, no pasa nada, el Mundial ya está perdido. El italiano puede sacar toda su agresividad a relucir y, en el pasado, siempre que se enfrentaron fue Márquez el que terminó por los suelos. ¿Aguantará Márquez el pulso o cada vez más optará por llevar a cabo una estrategia conservadora dejando que Rossi recorte poco a poco?

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad