La nueva artillería de Honda para el McLaren de Fernando Alonso en Suzuka

stop

El equipo prepara la traca final en Japón

Los miedos de Fernando Alonso | EFE

05 de octubre de 2016 (13:30 CET)

La prueba de fuego. Durante toda la temporada, Honda ha estado esperando la llegada del Gran Premio de Japón para dar un golpe de autoridad sobre la mesa. La marca motorista decidió no parar durante el mes de agosto para tenerlo todo listo. El 9 de octubre era la fecha límite marcada en rojo, ya que se presentaban con el nuevo MP4-31 frente a la afición nipona. En este caso, la escudería utilizó el circuito de Sepang para poner en la palestra a Fernando Alonso e introducir unas mejoras que le suponían una grave sanción. Tan es así, que el ovetense salió en la cola de la parrilla el pasado domingo en Kuala Lumpur.

Con este castigo en Malasia, el asturiano llega 'limpio' a Japón. El equipo británico-nipón le tiene preparado al piloto español el bólido de gala. El pasado viernes en el GP de Sepang, el Nano probó el nuevo motor que dejó buenas sensaciones. De hecho, Yasuke Kasegawa salió a la palestra para declarar: "Las mejoras de Honda se centran en aumentar la durabilidad y en reducir el peso de las piezas que rodean el motor de combustión. En consecuencia, esto facilita el rendimiento… aunque no genera directamente un incremento de potencia".

La traca final en casa

Las declaraciones del mandamás nipón demuestran el optimismo que se respira en el box de McLaren-Honda. Y es que las buenas sensaciones dejadas por el nuevo motor estarán unidas a las características del circuito Suzuka que beneficia al monoplaza de Alonso, ya que hay curvas rápidas que siempre favorecen el pilotaje de Fernando.

Con todo ello, el equipo del asturiano espera poder posicionarse bien el sábado, para que el domingo el ovetense sea el primero del resto, es decir, el séptimo. De este modo, con la posición siete en el bolsillo, el Nano podrá esperar para pescar alguna subida más. El optimismo reina en McLaren-Honda y esperan firmar una buena carrera en su casa.