Fernando Alonso pierde ocho patrocinadores hartos de “payasadas” | EFE

La millonada que pide Fernando Alonso por las pegatinas del casco

stop

El piloto de McLaren es un máquina de hacer billetes

23 de octubre de 2017 (11:24 CET)

Réditos. A Fernando Alonso todavía le sale a cuenta su participación en las 500 Millas de Indianápolis en mayo de este mismo año.

El asturiano no se llevó el triunfo. De hecho, Fernando tuvo que abandonar a pocos kilómetros del final de la carrera. Sin embargo, la repercusión que adquirió deja indiferentes a muy pocos.

"Creo que ha ganado muchos aficionados americanos que antes no tenía, y gran parte de ello se debe a la forma en que está afrontando la carrera", comentó sobre el piloto español Doug Boles, el presidente del International Motor Speedway, durante la semana posterior a la prueba.

Recogiendo lo sembrado

Una popularidad adquirida que esta semana podrá comprobar el bicampeón de primera mano en su visita a Estados Unidos, en la que muchos esperan que confirme su participación en las 24 Horas de Daytona. Una carrera que muchos señalan sería la antesala de la incursión de Alonso en las 24 horas de Le Mans y del Mundial de Resistencia.

"Para ser el mejor tengo dos opciones: o ganar ocho Mundiales para superar los siete de Schumacher o hacerlo en las carreras más importantes", dijo el asturiano recientemente, refiriéndose a que sus intenciones pasan por conseguir la 'Triple Corona', formada por un Mundial de F1, la IndyCar y las 24 Horas de Le Mans. Una gesta que hasta ahora solo ha logrado Graham Hill

Pero la asistencia de Alonso a estas pruebas no responde solo a los logros deportivos, sino a los beneficios económicos que le reportan dichas carreras. Y es que la expansión del piloto en el mercado estadounidense después de su paso por la IndyCar le ha permitido descubrir una nueva gallina de los huevos de oro.

Millonada bestial

Así lo confirman las cifras que pagó la marca de gafas de sol Kimoa pos meter su logo en el casco del ovetense, que según apunta El Confidencial habría alcanzado los 7 millones de dólares.

Asimismo Alonso no está dispuesto a rebajar el caché adquirido a nivel mundial y piensa pelear hasta el último euro con los patrocinadores que pretenden aliarse con el piloto de McLaren-Renault la próxima temporada.

Ya se lo advirtieron desde Woking. Si quería seguir siendo el piloto mejor pagado de la parrilla debería buscar patrocinadores que cubrieran la partida de su sueldo. Y de momento parece que está haciendo los deberes.