La letra pequeña de la oferta de Ducati a Jorge Lorenzo

stop

El acuerdo está a punto de firma y el piloto tendrá la última palabra

04 de abril de 2016 (20:01 CET)

Tal vez aquellas palabras de Valentino Rossi surtieron efecto. El piloto italiano, inteligente como pocos, pensó que picar a Jorge Lorenzo sería la mejor manera de provocar su salida de Yamaha y bajar de la mejor moto a un duro competidor. El Doctor sabe que para volver a ganar necesita de algunas pequeñas ayudas, por eso retó a Lorenzo: "Hay que tener un par de cojones para irse a Ducati".

Desde Ducati no le venden este mensaje a Lorenzo, sino que le cubrirán de oro y que tienen una moto preparada para ganar. Que están listos para terminar con la hegemonía nipona: desde que Casey Stoner se alzara con el título en 2007, nadie que no fuese a lomos de una Honda o una Yamaha ha conquistado el Mundial de MotoGP. Stoner lo hizo con Ducati y actualmente trabaja como probador de la marca italiana.

La firma, que actualmente cuenta con los italianos Andrea Ianone y Andrea Dovizioso como pilotos del equipo, está respaldada por otro gigante del motor: Audi. La inyección de dinero que hay detrás de ese acuerdo es una de las claves que seduce a Lorenzo. Y es que las promesas de Ducati son muy suculentas y se resumen en tres puntos.

Las tres condiciones

En primer lugar, convertirán a Lorenzo en el piloto mejor pagado de la parrilla con un sueldo de 12 millones de euros solo por su pilotaje. A ello hay que sumar los ingresos que el mallorquín genera con sponsors, marketing y merchandising.

Por otro lado, Ducati permitiría a Lorenzo escoger a su compañero de equipo, cosa que también pretende Rossi si logra que Lorenzo salga de Yamaha. La firma italiana, en principio, propondría la continuidad de Ianone o Dovizioso, pero estaría abierta a lo que prefiera el mallorquín. Aunque son partidarios de tener, al menos, a un piloto italiano.

En última instancia, hay una promesa de Ducati consistente en convertir a Lorenzo en el icono del marketing que no ha logrado ser aún. A pesar de sus tres mundiales, se habla más de los conflictos entre Rossi y Marc Márquez. Eso no le sienta bien a Lorenzo, competitivo y ambicioso como pocos. Ducati le ayudaría a tener un mayor impacto que con Yamaha. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad