La guerra entre bastidores Valentino Rossi-Marc Márquez alborota el GP de Francia

stop

El cambio de cromos entre los principales equipos de MotoGP salpica a Maverick Viñales y Dani Pedrosa

Dani Pedrosa, Valentino Rossi, Jorge Lorenzo y Marc Márquez en la sala de prensa de Qatar | MotoGP

06 de mayo de 2016 (20:16 CET)

Guerra entre bastidores en MotoGP. Lío a la vista en el paddock. Otro más con los mismos protagonistas: Valentino Rossi y Marc Márquez. El cambio de cromos tras la confirmación del fichaje de Jorge Lorenzo por Ducati ha disparado los movimientos internos. Las negociaciones están abiertas en muchas direcciones pero, por el momento, nadie pone las cartas sobre la mesa. En el Gran Premio de Francia se respira alboroto.

Hay distintos posibles escenarios. Rossi se salió con la suya al 'conseguir' –puso su granito de arena– que Lorenzo cerrase un acuerdo con Ducati. Dejarán de ser compañeros de equipo el año que viene, lo que supone una doble ventaja: 1) Rossi compartirá mono con otro piloto que no le haga sombra y que no discuta su liderazgo en, al menos, dos años. 2) Yamaha se ahorrará un muy elevado salario como el que percibía Jorge Lorenzo y podrá invertir más en mecánica.

El elegido de Rossi, ya se ha dicho por activa y por pasiva, es Maverick Viñales, el joven llamado a discutirle la hegemonía a Marc Márquez en los próximos años. Rossi cree que tiene las condiciones para asumir este reto, para coger su legado cuando el italiano deje Yamaha y, de paso, para hacer sombra a Márquez e impedir que le alcance en títulos mundiales.

De catalanes va la cosa

Sin embargo, en el paddock corren muchos rumores. Y, al parecer, Viñales habría pedido a Yamaha un salario que no encaja con lo que el equipo pensaba invertir en un joven piloto que acaba de arrancar su segunda temporada en la categoría reina. Es por ello que Yamaha habría tanteado a otro piloto más consolidado: Dani Pedrosa.

El catalán lleva toda la vida en Honda y no tiene intención de cambiar de aires mientras le mantengan en primera línea salarial a pesar de no haber ganado nunca en MotoGP. Sin embargo, el interés de Yamaha le ayuda a apretar las tuercas a Honda para mejorar su salario. Rossi, a falta de un joven piloto, también estaría encantado de tener a Pedrosa como compañero, porque sabe que no le discutirá el puesto de número uno del equipo. Puestos a pagar, Yamaha prefiere pagar por un piloto con experiencia que aporte cosas al equipo que no por un principiante.

El lío está servido

Sin embargo, a Marc Márquez no le gusta nada la idea de que se vaya Pedrosa, un piloto experimentado, con el que se lleva bien y que tampoco le pone problemas en el equipo. Además, si se va Pedrosa, Marc no quiere ni imaginarse a quién le pondrán como compañero de equipo. El lío está servido y Rossi las tiene todas para ganar la guerra entre bastidores a Márquez.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad