La guerra de filtraciones que prepara Valentino Rossi para dar la bienvenida a Marc Márquez

stop

El piloto de Yamaha se encargará de que Italia se convierta en territorio hostil tanto para el catalán como para Jorge Lorenzo

Valentino Rossi se muerde las uñas

08 de marzo de 2016 (21:24 CET)

En tierra hostil: es como se sentirán Marc Márquez y Jorge Lorenzo cuando visiten Italia durante el Mundial de MotoGP que arranca el próximo 20 de marzo en Catar. Valentino Rossi ya tiene preparado un plan para asegurarse de que los dos pilotos españoles sientan el aliento de su país en el cogote. Lo hará a través de la asfixia y ferocidad de sus fieles seguidores, que amenazan con tener comportamientos violentos, y sobre todo a través de los medios de comunicación.

Rossi es un héroe en Italia. El gran ídolo deportivo de los últimos 20 años, con permiso de la selección de fútbol que conquistó el Mundial de 2006 con Buffon, Cannavaro y Pirlo. Es por ello que el doctor tiene a mucha prensa de su parte que no dudará en pasar a la acción y publicar las más osadas filtraciones contra Lorenzo y, muy especialmente, contra Márquez.

Cuidado con el carnet por puntos

Rossi tiene a los dos pilotos cruzados, pero debe cuidar mucho su comportamiento si no quiere arriesgarse a recibir nuevas sanciones. Será implacable sobre el asfalto, pero tratará de ser limpio para no desatar más guerras mediáticas, hasta que le interese. Si tiene opciones de ganar –cosa que no piensan ni las casas de apuestas ni en el paddock– no arriesgará puntos del carnet.

La estrategia del piloto italiano pasa por hacer ruido y daño desde fuera. Mucha presión, hostilidad total, pitos, abucheos, tensión y muchas planas de diario recordando el biscotto y las "artimañas" que Márquez y Lorenzo utilizaron para tumbar a Valentino Rossi.   

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad