La fuerte enganchada de Valentino Rossi con un capo de Yamaha

stop

El GP de Alemania fue un desastre para la escudería azul

La sorpresa bestial de Valentino Rossi para acabar con Marc Márquez

18 de julio de 2016 (17:25 CET)

Bronca monumental. La resaca de la carrea en Sachsenring sigue haciendo estragos en los boxes de Yamaha. Y es que el equipo azul tuvo un fin de semana más que difícil. Con Jorge Lorenzo decimoquinto y Valentino Rossi octavo, la escudería cerró un Gran Premio para olvidar. El balear tuvo problemas desde inicio, pero el italiano pudo hacer más. La estrategia del piloto y las decisiones del equipo condenaron a Yamaha. Marc Márquez está más lejos que nunca.

Il dottore volvió a pecar de avaricia. Y es que el nueve veces campeón del mundo hizo un gran inicio de carrera. De hecho, salió tercero, pero rápidamente adelantó y escaló hasta la pole. Una gran salida que se quedó sin recompensa. El de Cervera le ganó la partida, acertando en la estrategia y en el pilotaje. El peor rival de Rossi fue él mismo. Y es que la decisión de no querer entrar a boxes cuando el equipo se lo pedía le pasó factura.

Aun así, esa no fue la única mala decisión, ya que una vez entró a cambiar la moto, los mecánicos tomaron una mala decisión: le pusieron los neumáticos medios. Márquez estaba rodando a un buen ritmo con los slicks. Sin embargo, Yamaha decidió que Valentino no los debía llevar. Nefasto.

Valentino Rossi lo suelta todo

Ambas partes sabían que habían cometido errores garrafales en esta carrera. Por ello, no dudaron en echárselo en cara. Y es que el italiano no se mordió la lengua y señaló a las decisiones de equipo como principales culpables: "El problema fue que cuando entré a cambiar de moto, salí con los intermedios y no tenía buenas sensaciones. Tanto Dovizioso como Crutchlow entraron conmigo y acabaron el podio. Me ha faltado velocidad en la segunda parte".

En esta misma línea, Rossi explicó: "Ha sido una pena enorme porque de haber sido la carrera totalmente en seco éramos competitivos y de haber sido toda en lluvia incluso habríamos peleado por la victoria. Muy desafortunado por el cambio de condiciones". Las palabras de Valentino dejan en evidencia al equipo. Y es que según desvelan fuentes del paddock, el nueve veces campeón del mundo de Moto GP no dudó en mostrarle su disconformidad a los jefes de equipo. Rossi ve que Márquez se le escapa y está que trina. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad