La fiesta en Australia que pone en jaque a Fernando Alonso

stop

El piloto de McLaren-Honda continuó con su vida en lugar de reposar después del accidente

Fernando Alonso, serio en Bahréin | EFE

01 de abril de 2016 (11:56 CET)

Fernando Alonso asume que en Melbourne perdió una de las vidas que tiene. En este escenario, el piloto no desaprovechó ni un solo instante de las vidas que le quedan. Es más, salió de fiesta, brevemente, en el encuentro organizado tras la carrera. Paseó por la playa un día después y se montó en un avión para llegar a casa 22 horas después. Estaba dolorido, pero lo peor estaba por llegar. Su estado, de hecho, le impide participar en la carrera de Bahréin. Es duda para China.

El estado de Alonso comenzó a empeorar en su regreso de Australia. Las lesiones/dolencias en este tipo de accidentes afloran al cabo de unas horas. Lo recomendable hubiera sido un tiempo en observación, 24 horas, así como permanecer con el tratamiento adecuado. Reposo. Los médicos no lo consideraron oportuno y él, a pesar de los primeros dolores, se encontraba bien. Las últimas pruebas de los médicos de la FIA confirman que tiene una costilla fracturada, que podría perforarle el pulmón en caso de otro accidente. Verá la segunda carrera desde casa.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad