La FIA trucará el motor de Fernando Alonso para terminar con el ridículo de McLaren

stop

Los capos de la Fórmula 1 convocan el gabinete de urgencia

Fernando Alonso cambia está en apuros | EFE

03 de abril de 2017 (22:52 CET)

Gabinete de urgencia en la Fórmula 1. Los capos del circo automovilístico por excelencia andan preocupados. La desolación de McLaren-Honda es problema de todos.

El equipo de Fernando Alonso vaga con más pena que gloria por los circuitos desde que comenzó el año. Fue un desastre en los test de Montmeló y también en el GP de Australia.

En Albert Park, Alonso rindió a un gran nivel, pero el coche no estaba a la altura. El motor volvió a fallar y tuvo que abandonar la carrera.

La empresa que gestiona la F1, Liberty Media, en connivencia con la FIA, se ha echado las manos a la cabeza. Necesitan soluciones inmediatas para despertar a la bestia.

La mejor competición de carreras del mundo no se puede permitir otro año soporífero para el espectador. Necesita recuperar la igualdad. Las aspiraciones de Ferrari, Red Bull... y McLaren.

El equipo de Woking es un histórico que no puede andar deambulando como alma en pena por cada circuito. Necesitan una ayuda extra. Y la han encontrado en el reglamento.

Resulta que con las últimas modificaciones que entraron en vigor, se tomó la decisión de establecer una nueva regla: la diferencia entre el motor más potente y el más débil no debe exceder las tres décimas.

Actualmente esto parece que está ocurriendo. Y, para evitarlo, la FIA ha decidido pasar a la acción: trucará el motor del MCL32 para que tenga más potencia. Una trampa legal que se llevará a cabo abriendo la entrada de combustible del McLaren.

De Barcelona a Bahréin

Para calcular las desigualdades entre los fabricantes, el máximo organismo fijó como pista de referencia a Barcelona. Sin embargo y observando la actual situación de Honda, la FIA ha decidido adelantar dos carreras este estudio.

De esta manera, Bahréin será el trazado donde se comparará el rendimiento puro de los cuatro propulsores, dejando a un lado la importancia del chasis en el conjunto del coche. Y todo parece indicar, salvo milagro por parte de Honda, que la diferencia entre el mejor V6 Turbo y el peor será de más de tres décimas.

Una coyuntura que está provocando que la FIA se esté planteando la aprobación de una 'regla Honda' para permitir a los japoneses en 2018 cerrar más rápidamente la brecha con sus competidores.

La propuesta de esta 'regla Honda' pasaría el recorrido habitual de cualquier norma nueva que se quiere aprobar. Debería ser aprobada primero por el Grupo de Estrategia, a continuación por la Comisión de la Fórmula 1 y en última instancia, por el Consejo Mundial de Automovilismo. 

Un proceso a seguir que hace que no sea simple casualidad que las unidades de potencia se vayan a evaluar a mediados de abril. La próxima reunión del Grupo de Estrategia se producirá el próximo 25 de abril, donde se debatirá cualquier cambio en el reglamento de 2018, que debe estar publicado el 30 de abril.

¿Cómo podría ser la 'regla Honda'? El año pasado, Mercedes propuso acercar el rendimiento de los motores con un caudal de combustible diferente al actual. Mientras, Zak Brown asegura que sería "bueno para el deporte" que Honda se pusiera al día rápidamente.

En una semana donde se ha hablado en París sobre la futura generación de motores, la FIA no quiere esperar más a que Honda sea finalmente competitiva. Sería un sueño hecho realidad para McLaren y Honda.