La desgarradora última hora del estado de salud de Michael Schumacher

stop

El abogado de la familia toma la palabra

La amenaza de muerte a la familia de Michael Shumacher sale a la luz | EFE

19 de septiembre de 2016 (14:42 CET)

Sale a la palestra. Desde que Michael Schumacher sufrió el fatal accidente esquiando en los Alpes franceses el pasado 29 de diciembre de 2013, las noticias sobre el estado de salud del ex piloto de Fórmula 1 van llegando a cuentagotas. El alemán tuvo la mala fortuna de golpearse duramente en la cabeza, lo que le provocó daños cerebrales considerables. El heptacampeón del mundo estuvo en coma inducido durante nueve meses luchando para mantenerse con vida. Transcurrido este tiempo, recobró el conocimiento y fue trasladado a su residencia en Gland (Suiza) donde recibe los cuidados médicos necesarios, ya que sufre graves secuelas.

Sin embargo, en las últimas horas se han conocido nuevos datos del estado de salud del Káiser en boca de Felix Damm. El abogado de la familia Schumacher ha salido a la palestra para dar declaración ante un juez. El entorno más cercano del piloto inició una denuncia contra la revista Bunte el pasado mes de diciembre de 2015. En este caso, la publicación aseguró en su portada que "Schumacher puede caminar". Además, también reveló otros detalles de la vida privada y de las curas que recibe a diario el alemán.

Felix Damm: "Schumacher no puede caminar".

Frente a ello, la familia decidió tomar medidas legales. Ahora, Damm ha tenido que comparecer ante el juez para contar su versión de los hechos. El abogado ha sido tajante a la hora de afirmar: "Schumacher no puede caminar". En este sentido, las declaraciones de Felix van en la misma dirección que las explicaciones oficiales aportadas por la representante de la familia germana.

Sabine Kehm desmintió el pasado diciembre la información publicada por Bunte: "La afirmación de que puede caminar no se corresponde con los hechos", declaró Kehm en el diario Bild. La realidad, por el momento, es que la familia ha cerrado filas y se debe ir con pies de plomo.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad