La conspiración en la sombra para echar a Jorge Lorenzo de Yamaha

stop

Su victoria en el Mundial no ha sido tan rentable para la marca como el enfrentamiento entre Valentino Rossi y Marc Márquez 

Jorge Lorenzo suelta el primer palo a Ducati

22 de marzo de 2016 (01:16 CET)

Jorge Lorenzo atraviesa una extraña situación en Yamaha. Es el vigente campeón del mundo, distinción que ya ha conseguido en tres ocasiones, y además es el gran candidato a repetir título esta temporada. Sin embargo, tiene un grave problema de marketing. No se sabe vender, su carácter no termina de gustar al gran público y tampoco genera unos beneficios acordes al elevado sueldo que aspira a cobrar. Prueba de ello es que se habla mucho más del conflicto entre Marc Márquez y Valentino Rossi que de su tercer campeonato del mundo. 

Este es el motivo por el que se ha empezado a tejer una conspiración a la sombra del piloto mallorquín. Y su compañero de equipo, Rossi, es el principal impulsor. El italiano no es solo un gran piloto, sino que también es un excelente negociador, solvente empresario y fiable comercial. Sabe cuando debe decir las cosas y cómo decirlas. Sabe captar la atención cuando quiere. Y, sobre todo, sabe como provocar: "Lorenzo no se irá a Ducatti, hay que tener cojones para hacerlo". 

Gusta Maverick Viñales

Valentino está deseando un cambio de compañero en Yamaha. Se ha comprometido a intentar mantener una buena relación con el español, aunque en alguna ocasión le ha tildado directamente de "estúpido". No quiere un rival directo como Lorenzo por dos motivos: 1) Sabe que, pese a todo, el mallorquín es más rápido que él. 2) Está convencido que con otro compañero, él sería el próximo campeón del mundo. 

Rossi quiere a un perfil como el de Maverick Viñales en su equipo. Un piloto joven, que sienta admiración por Rossi y que asuma ser el segundo piloto durante un par de años. Rossi asumiría un rol casi de padre con ese joven corredor. Le enseñaría lo que sabe, le formaría, le transmitiría su sabiduría a cambio de que trabajase para el equipo, con el objetivo de que Rossi volviese a ser campeón. Una vez retirado, ese joven sería la estrella de Yamaha y el principal candidato a convertirse en campeón del mundo. 

Rossi ha mandado el mensaje a Lin Jarvis 

El mensaje que Rossi ha mandado a Yamaha va en esta línea. Lin Jarvis es su principal interlocutor, y no descarta hacer caso al italiano por un sencillo motivo: Rossi sigue siendo más rentable para la marca, a pesar de sus derrotas, que Lorenzo con sus títulos de campeón. Y actualmente, es sabido que en el deporte no todo es quién gana, hay un fuerte componente de negocio que prima sobre otros factores. 

El chasco que se ha llevado Yamaha estas Navidades viendo lo poco que se hablaba del triunfo de Lorenzo en el Mundial les ha dado que pensar. Hay que empezar a formar un nuevo campeón del mundo con una mejor imagen. Un piloto llamado a competir con Marc Márquez en el futuro. Alguien que pueda ser el nuevo Rossi y que se encargue de prolongar en el tiempo la vengaza del italiano compitiendo ferozmente contra Márquez. Viñales es el candidato. Ser el elegido dependerá, en buena medida, de como rinda este año en MotoGP. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad