La cláusula que frena la salida de Fernando Alonso de McLaren 

stop

El futuro del piloto español en Woking, condicionado a una operación económica de alto calado

Fernando Alonso y Ron Dennis

17 de octubre de 2016 (10:50 CET)

Ron Dennis, director ejecutivo de McLaren, tiene claro que la escudería británica no debe renovar el contrato de Fernando Alonso (finaliza en 2017). El jefe de McLaren prepara un relevo generacional en Woking que la próxima temporada será visible con el ascenso de Stoffel Vandoorne como piloto oficial. Los planes de Dennis, sin embargo, pueden irse al traste por motivos meramente económicos. En 2014 se comprometió a comprar la mayoría de las acciones de McLaren y el plazo vence a finales de 2016. Si no cumple, podría ser despedido.

En plena crisis interna, Dennis recuperó una posición de pleno dominio en McLaren en 2014 que coincidió con la destitución de Martin Whitmarsh. El retorno de Ron llegó condicionado con su promesa de que compraría las acciones de los otros accionistas de la compañía. La transacción, sin embargo, todavía no se ha realizado y el plazo se agota.

El periodista británico James Allen, conocedor del proceso, explica que a "Dennis se le agota el tiempo para encontrar apoyos". "Si la situación no cambia a finales de diciembre, el pacto podría derivar en un escenario inverso y los otros accionistas podrían comprar las acciones de Dennis", añade Allen, quien recuerda las negociaciones de Dennis con Appel con el objetivo de mantenerse al frente del Grupo.

El futuro de Dennis en McLaren es incierto. Y su desenlace condicionará el futuro de Alonso. El ejecutivo británico ha puesto la cruz al piloto español y su salida podría favorecer su renovación por una o dos temporadas más. El bicampeón del mundo, mientras, se mantiene al margen y espera noticias. Su relación con Dennis es muy fría y distante. No se fía de él. En cambio, tiene una buena sintonía con altos cargos de McLaren y, sobre todo, cuenta con el respaldo de Yusuke Hasegawa, máximo responsable de Honda en la Fórmula 1.

Alonso cobra, actualmente, algo más de 30 millones de euros anuales y no descarta ningún escenario a partir de la próxima temporada. Puede renovar con McLaren o fichar por otra escudería. Incluso podría retirarse de la Fórmula 1 y probar nuevos retos como el Mundial de Resistencia.