La carambola que lleva a Fernando Alonso de vuelta a Ferrari

stop

El futuro de Sebastian Vettel está en tela de juicio

En Ferrari apuestan por el futuro | EFE

28 de noviembre de 2016 (13:39 CET)

Nunca digas nunca. La vida puede dar muchas vueltas, sobretodo en la Fórmula 1. A día de hoy, parece impensable que Fernando Alonso pueda regresar a Ferrari. Sin embargo, la última palabra no está dicha.

El piloto asturiano dejó la marca del caballo por la puerta de atrás y, desde entonces, los mensajes envenenados entre ambas partes no han dado tregua.

Mientras que el ovetense dejó al equipo rojo para apostar por un nuevo proyecto embrionario, Arrivabene tapó la fuga del bicampeón con la llegada de Sebastian Vettel. Desde la casa italiana, se calentó la salida del español y se marcó al germano como el gran salvador.

Sin embargo, dos temporadas más tarde se han llevado un buen chasco. Alonso competía hasta el final y ganaba carreras, con el alemán la firma italiana ha pasado dos temporadas al rebufo de los Mercedes. Incluso de los Red Bull.

Y es que en la segunda mitad de este 2016, Ferrari ha perdido el título de segundón y ha caído al tercer escalón. Con un Max Verstappen más que fuerte y un Ricciardo muy regular, Vettel ha perdido la su plaza en el podio en muchas carreras.

Una mala racha que se debe revertir

Ante esta situación, los italianos deberán tomar cartas en el asunto. La marca roja no puede permitirse pasar un año más en la sombra, por lo que si en 2017 fracasa, todo apunta a que habrá una revolución interna total.

Esta revolución podría apuntar a Maurizio Arrivabene. El director deportivo de Ferrari es el máximo responsable de los logros y fracasos de la escudería. La cabez del de Brescia está en juego.

En caso de que este cambio de cromos llegará a efectuarse y Arrivabene saliera como alma que lleva el diablo, Alonso podría volver a entrar en los planes de la Scuderia. Para un gran sector del equipo/cúpula, Fernando fue uno de los mejores pilotos que ha tenido la marca. Vettel no rinde como el ovetense. Ni Raikkonen está a la altura. 

Tras la etapa de gloria de Michael Schumacher, ningún pilota ha dejado huella de Alonso en Ferrari. El Nano sigue muy vivo en la psique de algunos pesos pesados de Ferrari. Si 2017 no sonríe ni a McLaren-Honda ni al equipo de italiano podría haber sorpresas sonadas en 2018.