Michael Scumacher y su última hora | EFE

La brutal última hora de Michael Schumacher pone patas arriba a la F1

stop

Las noticias sobre el estado de salud del alemán revolucionan el 'paddock'

14 de noviembre de 2017 (15:48 CET)

Las últimas noticias que llegan del estado de salud de Michael Schumacher están revolucionando al mundo de la Fórmula 1. Parece ser que el piloto alemán está, tras varios meses, dando leves síntomas de mejoría.

Según informan medios como ‘Bunte’ o ‘Expressen’, Michael ha mostrado en los últimos días un pequeño pero muy importante avance. Esa leve recuperación es la que ha dado, de nuevo, esperanzas a la familia.

Y es que ya hace más de cuatro años que Schumacher tuvo el fatal accidente que le ha dejado en coma. El siete veces campeón del mundo sufrió una fuerte caída mientras esquiaba en Francia que le provocó múltiples contusiones y, lo que es peor, lesiones cerebrales.

Un rayo de esperanza

Pero después de tanto tiempo de sufrimiento y tristeza, por fin la familia tiene una nueva esperanza. Pese a que en todo momento se está siendo muy prudente, la familia sigue esperando que Michael mejore.

De hecho, tal y como declaró un amigo de la familia en la revista ‘Bunte’, “tanto Corinna, su mujer, como sus hijos aún esperan que ocurra un milagro médico”. Un milagro que, cada día que pasa, está más cerca de llegar.

Eso sí, la prudencia y el calma siguen estando muy presentes entre los suyos. Por mucho que haya mejorado levemente, la familia sabe que el proceso es muy largo y que aún queda mucho camino por recorrer.

En casa y muy vigilado

De hecho lo único que se sabe de su estado es que sigue estando muy grave. Pero la familia decidió desde el primer minuto cerrarse en banda y no hacer público nada relacionado con el proceso de recuperación.

Lo único que sí se sabe es que Corinna, la mujer el Káiser, fue la que quiso que su marido se recuperase en su casa de Ginebra lejos del hospital. Postrado en una cama y en coma, ‘Schumi’ ha llegado a pesar tan solo 45 kilos llevando al límite su cuerpo.

Pero parece ser que el numeroso y muy caro equipo médico que está cuidando del alemán está obteniendo sus frutos. Poco a poco, y teniendo muy en cuenta que aún sigue muy grave, el ex de Ferrari y Mercedes va mejorando.