La bronca más bestia de Yamaha a Valentino Rossi (por culpa de Marc Márquez)

stop

El piloto de Cervera abre brecha en el Mundial de Moto GP

Valentino Rossi sufre la lluvia de Assen | EFE

17 de julio de 2016 (16:35 CET)

Nada ha salido como esperaban. La carrera de este domingo en el GP de Alemania ha sido un auténtico espectáculo. Con la lluvia como principal protagonista, Marc Márquez se ha impuesto a sus rivales. Y es que el de Cervera salía en la pole, pero no lo ha tenido nada fácil para volverse a coronar. De hecho, Valentino Rossi, Petrucci y Dovizioso le han adelantado. El piloto catalán ha tenido que hacer una apuesta arriesgada cambiando de moto, pero finalmente ha sido el auténtico ganador de la carrera.

Esta victoria de Márquez ha caído como un jarro de agua fría en Yamaha. Y es que la escudería azul ha tenido un fin de semana muy irregular, que se ha cerrado con gran polémica. Il dottore ha terminado octavo en una prueba que podría haber ganado. Pero no ha querido hacer caso a las órdenes del equipo.

Con la pista medio mojada y con 13 vueltas por delante, Marc ha aposado por los slicks. El trazado se estaba secando pero aún quedaban restos de la lluvia, con un único carril estrecho seco. En este momento, el de Cervera iba 12 y todo favorecía a Rossi. Pero la estrategia le falló. En cambio, Honda ha decidido cambiarle la moto y apostar por los slicks. Ha salido redondo.

Por su parte, el piloto italiano ha hecho oídos sordos: no quería hacer caso a las órdenes de equipo que le exigían que entrase a boxes para cambiar de estrategia. Rossi ha decidido seguir en sus treces. Y es que il dottore sentía que tenía un buen ritmo y estaba cada vez más cerca de Dovi. Sin embargo, cuando se ha dado cuenta de que Márquez iba como una bala, ha decidido hacer caso a la escudería y entrar a boxes. Ya era demasiado tarde.

Un error garrafal

Los mecánicos de Rossi se desesperaban. Aquí ha venido la segunda metedura de pata de la carrera. Y es que el equipo ha decidido ponerle los neumáticos medios, mientras Marc triunfada con los slicks. Rossi y Yamaha no han tenido su fin de semana. No se han entendiendo en toda la carrera, por lo que han perdido la paciencia. Y es que según desvelan fuentes del paddock, la bronca que han tenido mecánicos y piloto tras la carrera ha sido considerable.

Ambas partes saben que no han tenido su fin de semana. A estas alturas, con Márquez más lejos que nunca, un error pesa mucho. Y es que con las malas decisiones tomadas durante este domingo, la corona de líder se aleja cada vez más. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad