Fernando Alonso consigue un inútil sexto puesto en el GP de Hungría | EFE

La bomba de Fernando Alonso estalla en el GP de Hungría (y el “pobre chaval” de Vettel)

stop

El asturiano acaba sexto en Hungaroring

30 de julio de 2017 (16:20 CET)

Llegaron las vacaciones al Mundial de Fórmula 1. Los pilotos y las escuderías tendrán un mes por delante para preparar el retorno a los circuitos para encarar los últimos nueve Grandes Premios del campeonato. Antes, no obstante, deberán hacer balance de lo ocurrido hasta ahora.

Buen papel

Uno de los que más reflexionará sobre su futuro será Fernando Alonso. El piloto asturiano ha firmado su mejor carrera en el GP de Hungría y se ha alzado con el sexto puesto. La mejor posición desde que el pasado 23 de octubre terminara quinto en el GP de Estados Unidos.

El ovetense ha sumado ocho puntos más a su casillero y ahora es decimoquinto con diez puntos. Este es, sin lugar a dudas, el mejor momento del año para el bicampeón. Además, Alonso se ha adjudicado la vuelta más rápida en la conclusión de la prueba.

Pero a pesar de que el español sea capaz de hacer maravillas con el McLaren-Honda, cuya fiabilidad esta temporada está siendo nula, no tendrá un volante ganador para el año que viene.

Puertas cerradas

Las escuderías dominantes, Mercedes y Ferrari, las únicas que actualmente pueden aspirar al título, no le quieren, y por muy buenas actuaciones que realice no tienen la más mínima intención de abrirle la puerta. El ex campeón tendrá que seguir preguntando en otras escuderías.

Mientras tanto, precisamente en Ferrari están de celebración. Sebastian Vettel ha llegado al ecuador del campeonato como líder, mientras siguen inmersos en la lucha por el Mundial de constructores.

La otra cara del GP de Hungría

Un Vettel al que Alonso le ha dado la razón con lo ocurrido hoy justo al término de la prueba. Y es que la imagen de un Fernando celebrando con el equipo el sexto puesto como si fuera un Mundial ha dejado indiferentes a muy pocos.

El germano nunca escondió sus reticencias hacia el piloto asturiano y pocas veces pierde la ocasión para lanzarle algún que otro zarpazo fuera del asfalto. Esta ocasión tampoco ha sido menos.

“Pobre chaval”. Vettel hace tiempo que señala como han cambiado las cosas para Alonso en los últimos años. Un piloto que antes celebraba carreras ganas, podios y Mundiales, y que pensó que siempre sería así, pero que ahora festeja cualquier mísero punto como si fuera su tercer título mundial.