La bajada de pantalones de Marc Márquez con Valentino Rossi en Italia

stop

El piloto de Cervera queda en evidencia ante su gran rival

Marc Márquez: de la euforia a la decepción

23 de diciembre de 2016 (09:59 CET)

Marc Márquez quedó retratado el día que celebró su quinto Mundial en Cervera.

El piloto de Honda se mostró muy efusivo con unos aficionados que se acordaron de Valentino Rossi, su gran rival.

El "bote, bote, bote, Valentino el que no bote" fue uno de los cánticos más coreados por los aficionados catalanes.

Las celebraciones de Márquez no gustaron en Italia y Márquez asegura ahora que no quiso faltarle al respeto al piloto de Yamaha.

"Yo no canté el bote, bote, bote Rossi el que no bote, pero salté porque debía saltar. La gente cantaba y pensé que se iba a montar un lío al día siguiente", argumentó Márquez en una entrevista concedida a Sky Italia.

Maverick Viñales

Marc ganó el Mundial de 2016 con gran autoridad y ya prepara el próximo campeonato, convencido de que Rossi y, sobre todo, Maverick Viñales serán sus grandes rivales.

Las tensiones entre Márquez y Rossi comenzaron en 2015. En el tramo final de esa temporada, el italiano denunció que el piloto de Cervera ayudó, descaradamente, a Lorenzo para que ganara el Mundial.

Las trifulcas se suavizaron en los últimos meses. Al menos, públicamente. En privado, la relación entre ambos sigue siendo muy fría.

Márquez, de 23 años, aspira a igualar o superar los nueve títulos que acumula Rossi (37 años). El italiano cree que en 2017 podría tener su última gran oportunidad de ampliar su palmarés y espera la máxima colaboración de Viñales en su guerra con Márquez.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad